Dos muertos en una semana tras operarse para reducir el estómago

La lista de muertes tras intervenciones de reducción de estómago no para de crecer. La última tuvo lugar el pasado miércoles en el hospital Clínico de Granada, donde Eduardo Martín, de 41 años y 180 kilos de peso, no pudo superar el posoperatorio de la intervención que se le practicó el 20 de mayo. Ese mismo día, Juan Cruz falleció en circunstancias similares en el Virgen del Rocío de Sevilla, nueve días después de que se le realizara un by pass gástrico. Las familias de ambos anunciaron que denunciarán a los hospitales por supuestas negligencias médicas.

Eduardo Martín sufrió dos operaciones antes de morir. El paciente salió bien de la primera, una reducción de estómago realizada el pasado 20 de mayo, aunque, según sus familiares, se quejaba de un fuerte dolor en el costado derecho. Cinco días después, cuando el paciente ya estaba en planta, los médicos decidieron trasladarlo de nuevo a la UCI por un empeoramiento de su estado general. Según el director médico del hospital Clínico, el posoperatorio se complicó con un proceso de fiebre alta, tensión baja y taquicardia, por lo que volvió a pasar por quirófano. Martín falleció a las 10.10 del miércoles, según el SAS que no quiso desvelar la causa exacta de su muerte.

Sus familiares no están de acuerdo con la versión del hospital. La cuñada de Martín, Carolina Pérez, aseguró a Efe que el hospital engañó a la familia.

El pasado día 20, Juan Cruz, de 57 años, murió en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Ambos centros aseguran que sus pacientes conocían los riesgos que sufrían al someterse a esta operación que, según recordaron, da complicaciones posoperatorias en el 10% o 15% de los casos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 27 de mayo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50