Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
57º FESTIVAL DE CANNES

Los intermitentes interrumpen el festival

El Palacio de los Festivales tuvo que ser cerrado ayer durante media hora y cuatro proyecciones fueron anuladas debido a las protestas de los denominados "intermitentes del espectáculo". Acompañados por José Bové, el campesino y campeón francés de la antiglobalización, y por Michael Moore, el cineasta estadounidense, en competición con Farenheit 9/11, un millar de trabajadores del mundo del espectáculo manifestaron su cólera por la reforma de su estatuto profesional. Un centenar de manifestantes lograron entrar en el cine Star y tres personas, según la policía, cinco según los manifestantes, resultaron heridas cuando las fuerzas antidisturbios las desalojaron. La Coordinadora Nacional de Intermitentes y Precarios informó de que se realizaron además once detenciones y que durante el bloqueo de la autopista Cannes-Antibes fue detenido también un periodista francés y un peridosta norteamericano fue agredido por la policía.

Michael Moore, en competición con Farenheit 9/11, y José Bové se habían encontrado horas antes en la sede de la Société des Réalisateurs de Films para entregar el Premio Carrosse d'Or a Nanni Moretti, director de La habitación del hijo. Como resultó que el italiano no llegó a tiempo a su avión, Moore entregó el trofeo a "Bové, doble de Nanni Moretti". "Apoyo absolutamente a José", dijo Moore. "Es un héroe para mucha gente y todos marcharemos con él para ayudar en su lucha detrás de su tractor", añadió el director, que mañana presenta aquí su película-panfleto sobre los vínculos entre la familia Bush y la familia Bin Laden antes y después del 11 de septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de mayo de 2004