LA POSGUERRA DE IRAK | Las torturas

Por primera vez una mayoría de norteamericanos cree que la guerra no mereció la pena

La tromba de testimonios de malos tratos a presos iraquíes hace efecto en la opinión pública estadounidense. En el último sondeo Gallup, por primera vez desde que empezó el conflicto son más -54% contra 44%- los que creen que no ha valido la pena ir a la guerra. Hace un mes, la proporción era del 52% a favor contra el 46%, y en diciembre, después de la detención de Sadam, era del 65% contra el 33%. Es interesante que el 54% sigue pensando que no fue un error enviar las tropas.

En la misma encuesta, el 64% de los norteamericanos cree que Donald Rumsfeld, secretario de Defensa, no debería dimitir por el escándalo, frente al 31% que sí lo piensa. Esto se explica en parte porque el 56% cree que los soldados estaban actuando por su cuenta, no siguiendo órdenes. Bush tendría toda la culpa para el 22% (parcialmente, para el 20%) y Rumsfeld, para el 26%. Según tres de cada cuatro estadounidenses, el comportamiento visto en las fotos es injustificable, y según el 64%, se trata de casos aislados.

Más información

En cuanto al presidente, la valoración de cómo maneja la situación en Irak se deteriora y sólo es aprobada por el 41%, frente al 58% que la condena. En enero, Bush contaba con un 65% de respaldo en este apartado, frente a un 36% de disidencia.

La respuesta de apoyo a Rumsfeld coincide con el apoyo de la Casa Blanca al jefe del Pentágono, porque se parte del análisis de que abrir una vía de admisión de errores pondría en peligro toda la arquitectura del Gobierno. Hasta ahora, la estrategia de control de daños da resultado. Pero no está claro lo que ocurrirá si salen a la luz las 200 o 300 fotos y los vídeos en poder del Pentágono. Aún se está negociando en qué condiciones los senadores tendrán acceso a ese material. El comité quiere la mayor desclasificación posible, pero el Pentágono pone pegas por razones de derecho a la intimidad y de que se trata de pruebas en una investigación abierta. Pero, como ha señalado Pat Roberts, presidente del Comité de Inteligencia del Senado, "tarde o temprano van a tener que entregarse" los testimonios, porque habrá filtraciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de mayo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50