Cultura protegerá la zona minera de Riotinto como sitio histórico

La Consejería de Cultura ha iniciado el procedimiento administrativo para la declaración como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Sitio Histórico, de la zona minera de Riotinto-Nerva, integrado por los distintos bienes materiales e inmateriales localizados en la zona.

Parte de los elementos a proteger, como el pozo Alfredo o la corta Atalaya, que pertenecían a la empresa MRT han cambiado de propietarios. En una reciente subasta pública, la empresa onubense Maltesur adquirió por 675.000 euros la unidad industrial de Minas de Río Tinto.

La cuenca de Riotinto es uno de los mejores exponentes para comprender y conocer la evolución de las explotaciones mineras en el suroeste europeo, conformado por bienes de una variada tipología y con relevantes valores arqueológicos, etnográficos, arquitectónicos, industriales y naturales. La historia de la comarca está ligada desde la época romana a la minería, que ha modificado por completo el paisaje hasta dotarlo de gran singularidad. No obstante, las últimas investigaciones han puesto de manifiesto una significativa presencia de culturas anteriores a la romana que ya trabajaban el mineral en época Calcolítica (dolmen de La Lancha) o del Bronce.

Entre los bienes del patrimonio industrial destacan también piezas ferroviarias de la Revolución Industrial. Entre la serie de locomotoras a vapor resalta por su singularidad una depositada en el Museo Minero. El expediente de la Consejería de Cultura incluirá la protección sobre edificaciones fabriles, como Lavadora, el Plano inclinado de Tío Jaime, Talleres Mina, la Fundición de Piritas o la Chimenea de Piritas, entre otros.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS