Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Muchacho con pipa', de Pablo Picasso, se convierte en el cuadro más caro de la historia

La obra se vende en Nueva York por 85,6 millones de euros y arrebata el récord a Van Gogh

Muchacho con pipa (1905), de Pablo Picasso, se convirtió anoche (madrugada de hoy en España) en el cuadro más valioso de la historia del arte contemporáneo. La obra, subastada en la sede de Sotheby's en Nueva York, se vendió por 104,168 millones de dólares (85,6 millones de euros). El retrato del petit Louis que pintó el artista en París en 1905, adscrito a lo que se ha llamado su periodo rosa, superó en 21,6 millones al Retrato del doctor Gachet, de Vincent Van Gogh, que se vendió en 1990 en Christie's por 82,5 millones de dólares. El nuevo propietario del picasso, que pertenecía a la colección del magnate John Hay Whitney y su esposa, Betsey Cushing, no fue desvelado.

Muchacho con pipa era el séptimo lote de un total de 34 piezas de arte subastadas ayer, propiedad de la familia Whitney. El precio de salida lo fijó Sotheby's en 70 millones de dólares. El anterior récord de Picasso, 55 millones, fue Mujer con los brazos cruzados, que se vendió en el año 2000 y que entonces ocupó el quinto lugar de la lista de cuadros más caros hasta esa fecha, por detrás de Van Gogh (Retrato del doctor Gachet, en primer lugar, y Portrait de l'artiste sans barbe, vendido en 1998 por 71,5 millones, en el tercero); Renoir (Au moulin de la Galette, 1990, 78,1 millones, en segundo lugar), y Cézanne (Rideau, Cruchon et compotier, 1999, 60,5 millones, en cuarto).

El magnate, filántropo y coleccionista John Hay Whitney pagó 30.000 dólares por hacerse con Muchacho con pipa en 1950, cuando era embajador de Estados Unidos en el Reino Unido.La obra fue puesta a la venta por su mujer, Betsey, quien creó la Fundación Greentree en 1982 cuando John Hay murió. Durante cuatro décadas, Muchacho con pipa ha presidido una de la salas la mansión de los Whitney en Long Island.

El responsable de arte contemporáneo de Sotheby's, Charles Moffet, destacó la "atractiva ambigüedad" de la obra y la consideró como una de las "pinturas más bellas" del genio malagueño. Picasso creó este retrato cuando tenía 24 años, al poco de establecerse en París. El joven que aparece representado en la pintura es un adolescente parisino de clase obrera, que va ataviado con un mono azul y sostiene, con la mirada ausente en el vacío, una pipa en su mano izquierda.

Oportunidad única

Los críticos daban por sentado que en la puja se romperían todos los récords, porque, como dijo el vicepresidente de la casa de subastas, David Norman, era una "oportunidad única en la vida". Lo más complicado era alcanzar el nivel de los 100 millones de dólares, según los mismos expertos.

Entre las 20 obras más caras de la historia se encuentran nueve del artista español. Nadie dudaba ayer en Nueva York de que se trata del mejor trabajo de su fase más temprana que sale al mercado. Junto al picasso se pusieron a la venta obras en posesión de los Whitney de Manet, Degas y Claude Monet, entre otras. Se estima que el conjunto de lo que se subastará de la mencionada colección puede alcanzar los 140 millones de dólares. Betsey Whitney, por su parte, ya había legado a diversos museos de EE UU en su testamento -murió en 1998- una parte de la colección, legado que se valoró en 300 millones de dólares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004