Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El amor, Botero y su 'Gertrudis'

El artista colombiano Fernando Botero afirmó en Bogotá que el arte contemporáneo "es infinitamente pobre" y pasa por una lamentable "decadencia profunda". La creación artística de finales del siglo pasado y de comienzos del actual "no tiene ni la capacidad de sobrevivir, porque es un arte efímero, intelectual y físicamente", sostuvo Botero, quien, por otra parte, se declaró complacido al conocer una creencia popular según la cual tocar los senos de una "gorda" suya, instalada en la ciudad caribeña de Cartagena, asegura largas relaciones amorosas. Botero, de 72 años, que viajó a Bogotá para entregar una nueva donación de cuadros al Museo Nacional de Colombia, mostró su satisfacción cuando le contaron que los turistas frotan uno de los pezones de la pieza de bronce, colocada hace cuatro años en la plaza de Santo Domingo, en el casco antiguo de la ciudad amurallada. "Qué bueno. Buenísimo", comentó el pintor-escultor en medio de risas al enterarse de la historia en una entrevista con la emisora de radio RCN, en la que el periodista Juan Gossain le explicó que "tocándole el pezón a Gertrudis, el novio y la novia o marido y mujer, la relación a va a durar feliz toda la vida". Por ello, el seno de la escultura monumental ha tenido que ser retocado varias veces, ya que la parte acariciada por los turistas perdió el color original.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 6 de mayo de 2004