Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La catedral de Ávila muestra desde hoy los tesoros de 'Las edades del hombre'

La duodécima edición de la Las edades del hombre, iniciativa de las diócesis de Castilla y León que comenzó en 1988 con el objeto de exponer sus tesoros artísticos, ha llegado a la catedral de Ávila con la muestra que lleva el nombre de Testigos. Desde hoy y hasta finales de noviembre se exponen 270 piezas como continuación de la muestra celebrada en Segovia en 2003. Si en aquella, El árbol de la vida, el hilo conductor era la Pascua del Señor, en Ávila el relato versa sobre el nacimiento y la expansión de la Iglesia, a lo que se añade el quinto centenario de la muerte de Isabel la Católica y los místicos abulenses Teresa de Jesús, Juan de la Cruz y Pedro de Alcántara.

Además de las piezas, procedentes en un 60% de la provincia de Ávila, de la exposición sobresale la propia monumentalidad de la catedral de Ávila, construida a finales del románico y comienzos del gótico y en la que se ha ampliado el espacio acristalando el claustro.

Entre las obras expuestas que destacó ayer el comisario de la exposición, Antonio Meléndez, se encuentra una tela islámica del siglo XI que se exhibe al público por vez primera y que pertenece a la urna de las reliquias de san Zoilo, elaborada con seda y cordelinas de cáñamo, y que procede del monasterio de San Zoilo, de Carrión de los Condes (Palencia). Precisamente fue la pieza que más llamó la atención a los duques de Lugo, la infanta Elena y Jaime de Marichalar, que inauguraron ayer la exposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de mayo de 2004