Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Universitarios españoles participan en la mayor simulación de la ONU

Los estudiantes asumieron el papel de diplomáticos durante cinco días

Más de 3.000 universitarios procedentes de todo el mundo se transforman cada año en diplomáticos de la ONU durante unos días. Esta metamorfosis es posible gracias a la National Model United Nations (NMUN), la mayor simulación universitaria de funcionamiento de las Naciones Unidas. La NMUN, que se celebra anualmente en Nueva York desde 1946, aporta a sus participantes un conocimiento de primera mano sobre cómo trabaja la ONU. La última edición tuvo lugar a principios de abril pasado y ha sido la de mayor participación en toda su historia, con una asistencia de unos 3.100 estudiantes procedentes de 23 países. Además, este año ha intervenido por primera vez un centro educativo español, la Universidad Pompeu Fabra (UPF), de Barcelona.

"Los alumnos estadounidenses se mostraban muy competitivos"

La Pompeu Fabra es la primera Universidad española que participa en la National Model

El simulacro diplomático celebró sus sesiones de trabajo en el hotel Hilton de Nueva York. La NMUN culminó con la simulación de una sesión de la Asamblea General en la sala del plenario de la ONU, donde se votaron las resoluciones elaboradas en los comités y se otorgaron los premios a los mejores equipos.

La delegación de la UPF estaba compuesta por 12 estudiantes de Derecho, Economía, Humanidades, Ciencias Políticas y Periodismo, que trabajaron con 19 alumnos de Universidad del Valle (México). Las dos universidades representaron conjuntamente a Perú en los 12 comités donde el país andino tiene presencia, como el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Programa Mundial de Alimentos y la Interpol. Cada comisión estudiaba cuestiones que en ese momento eran objeto de debate en la ONU: turismo sostenible, derechos de las mujeres refugiadas o creación y mantenimiento de un sistema judicial independiente, entre otros.

Helena Aparicio, estudiante de Humanidades y participante en el comité ONUSIDA, explica que su delegación se preparó documentándose exhaustivamente sobre la política de Perú en la ONU y sobre la situación actual del país. Para ello contaron con la ayuda de diplomáticos y asesores, tanto en el consulado peruano en Barcelona como en las oficinas neoyorquinas de la Misión de Perú en Naciones Unidas. Aparicio considera que, pese a que esta preparación era indispensable y muy enriquecedora, "la experiencia en la simulación demostró que nos hubiera resultado útil habernos centrado más en estrategias de negociación". "Los universitarios estadounidenses iban muy dirigidos a obtener una mención de honor", explica, "y por eso se mostraban muy agresivos en las discusiones".

La integrante del Plenario del Consejo Económico y Social, Marta Vallejo, es de la misma opinión y afirma que "se fomentaba mucho la competitividad, no sólo entre universidades sino también entre los propios estudiantes de la misma institución". Esto es debido a que muchos centros han integrado esta simulación como una asignatura y, como destaca Vallejo, "los profesores acompañantes de las delegaciones tenían muy en cuenta si sus alumnos asumían el papel de líderes en su comité".

Pese a este ambiente de competición, los estudiantes se muestran muy satisfechos de haber participado en la NMUN. La fase preparatoria les permitió organizar una experiencia pionera entre las universidades españolas e informarse sobre temas de máxima actualidad. Además, la simulación en sí les dio la oportunidad de aprender de manera práctica el procedimiento de creación de resoluciones en el seno de la ONU. Es por ello que este grupo de universitarios pretende fomentar la continuidad de la participación de la UPF en la National Model y conseguir que la universidad otorgue a su proyecto créditos académicos, así como una mayor implicación del profesorado.

Elisenda Monforte, estudiante de Derecho y licenciada en Economía, afirma que "este año hemos ido a la NMUN un poco como observadores, intentando participar el máximo posible en los comités de trabajo y aprendiendo las pautas de funcionamiento de la simulación con la intención de volver el año que viene".

La iniciativa de participar este año en la NMUN surgió de un estudiante de economía alemán, Sebastian Buckup, que está en Barcelona con una beca Erasmus. Buckup había participado el año anterior con su universidad alemana en otro modelo de simulación de la ONU, organizado por Harvard. "La respuesta de las facultades de Ciencias Políticas y de Relaciones Internacionales de la UPF, así como la de mis compañeros, fue muy buena", comenta Buckup. "El principal problema fue recaudar fondos para el viaje, porque lo organizamos en pocos meses y era difícil explicar nuestra iniciativa, de la que no se había oído hablar antes", afirma el estudiante alemán.

Son las propias universidades las que solicitan la participación en la NMUN. A cada centro se le otorga la representación de un país diferente al propio, así los estudiantes conocen una realidad social distinta a la suya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de mayo de 2004