Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trasladados a otras prisiones 30 de los reclusos amotinados en Barcelona

La Generalitat acusa al PP y a CiU de la masificación en las cárceles

Manresa / Barcelona

Treinta de los 77 presos amotinados anteayer en la prisión barcelonesa de Quatre Camins fueron trasladados a otras cárceles en la madrugada del viernes al sábado. Ayer, la situación en el establecimiento penitenciario era de relativa normalidad y se mantuvo el régimen de visitas, aunque se incrementó la seguridad. El subdirector del centro, herido durante los incidentes e ingresado en un hospital, evoluciona favorablemente.

Entre los presos trasladados se halla un grupo de cinco reclusos que forman el núcleo duro del motín, cuyo detonante está siendo investigado por la Departamento de Justicia, según el responsable de Servicios Penitenciarios, Albert Batlle.Los reclusos pusieron fin al motín cuando faltaban pocos minutos para las diez de la noche, tras mantener conversaciones con responsables de prisiones, entre ellos el director de la cárcel, y con expertos en mediación. El Juzgado de Guardia de Granollers tramita el asunto por la vía penal.

El consejero de Justicia de la Generalitat, Josep Maria Vallès, atribuye el motín de la prisión de Quatre Camins a la situación "insostenible" que se vive en las prisiones catalanas a causa de la superpoblación de reclusos existente en ellas tras las reformas legales que se introdujeron durante el mandato del PP en el Gobierno central. Vallès afirmó que él mismo "había advertido de que la situación estaba llegando a un punto insostenible".

En las cárceles catalanas se vive una masificación que el consejero denunció en su primera intervención en la Comisión de Justicia del Parlamento catalán. La situación era especialmente grave por la densidad de población en la Modelo de Barcelona, donde a este factor se añadía el envejecimiento de las instalaciones.

Vallès presentará mañana el acuerdo para construir un nuevo centro penitenciario en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), con capacidad para 750 reclusos, y el martes el Gobierno aprobará un plan de centros penitenciarios que incluye la construcción de una prisión de dimensiones similares posiblemente en la comarca de Anoia y de otros centros para sustituir viejas instalaciones, como la prisión de Tarragona.

Albert Batlle reconoció que la aglomeración en las prisiones catalanas obliga a "reflexionar" sobre el sistema penitenciario. Batlle, que se desplazó a la prisión de Quatre Camins, situada en La Roca del Vallès (unos 30 kilómetros al norte de Barcelona), señaló que "la masificación no es el mejor clima" para una cárcel, pero precisó: "No quiero decir que éste sea el motivo del motín", y se remitió al expediente informativo que determinará el origen del incidente.

El responsable de Prisiones de la UGT, Miguel Pueyo, explicó que el motín comenzó con una pelea en el patio del módulo 1 de la cárcel, tras lo que cinco o seis internos empezaron a pegar a un funcionario y acabaron agrediendo al subdirector, Manuel Tallón, con un pincho de fabricación propia, aseguró. En cambio, el responsable de prisiones de Comisiones Obreras, Pau González, aseguró que el motín se produjo al frustrarse la entrada de un paquete de droga en la prisión, informa Efe.

El consejero de Relaciones Institucionales y Participación de la Generalitat, Joan Saura, achacó la masificación de las prisiones al Código Penal impulsado por el anterior Gobierno del Partido Popular. En el mismo sentido se manifestó el conseller en cap, Josep Bargalló, quien también culpó de la situación de masificación al Gobierno de CiU por su "política de no construir nuevas prisiones".

El portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, exigió al Gobierno tripartito de Cataluña que "gobierne el presente y deje de hacer de oposición". Puig aseguró que su formación "no pedirá ninguna dimisión" por lo ocurrido, pero exigió diligencia en la "atención a los asuntos que afectan al bienestar y progreso de la sociedad".

El secretario general de CDC, Artur Mas, lamentó que la Generalitat se atribuya "toda la culpa a CiU". El portavoz del PP de Cataluña, Daniel Sirera, reclamó al consejero de Justicia, Josep Maria Vallès, "coherencia", tras recordarle que el PSC, ERC e ICV pidieron la dimisión de su antecesor cuando se produjo, hace dos años, un motín en Quatre Camins.

Mejora el herido

El subdirector de la prisión de Quatre Camins, Manuel Tallón Pérez, que resultó herido el viernes durante el motín que protagonizaron 77 reclusos del centro, "permanece ingresado en la UCI con respiración asistida" y su estado es "clínicamente estable". Según el parte médico emitido por el hospital de Vall d'Hebron, en los controles que se le efectuaron ayer no se detectaron "lesiones encefálicas" provocadas por las heridas que sufrió en la cabeza y el cuello. El parte indica que, dada la situación "estable" del herido, "si evolucionase favorablemente" durante las próximas horas, los servicios médicos podrían acordar retirarle la ventilación mecánica. Tellón sufre un traumatismo craneoencefálico, varias heridas punzantes leves en la cabeza y un traumatismo facial sin fracturas. El otro funcionario retenido, Jordi Laborda, ha pasado la noche en observación en el Hospital General de Granollers debido a las heridas y contusiones que padeció durante el motín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de mayo de 2004

Más información