Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP hace balance de una semana de Gobierno: "Arrogante, dividido e incumplidor"

Acebes censura la "prepotencia" en la negociación agrícola y las "disputas" sobre financiación

"En siete días no se puede hacer peor", concluyó ayer Ángel Acebes en referencia a la gestión del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En esta primera semana, según el número dos del PP, el Gobierno y su presidente han "demostrado su arrogancia y prepotencia, su división interna, y que incumplen las promesas y compromisos que adquirieron con sus electores". Acebes argumentó la "arrogancia" del Ejecutivo en que "rechazó" la oferta de colaboración del anterior ministro de Agricultura para la negociación en Bruselas de las ayudas al aceite, el algodón y el tabaco. Y destacó las "disputas" de los ministros José Montilla y Jordi Sevilla sobre la reforma del modelo de financiación autonómica que reclama el Ejecutivo catalán.

Las acusaciones del PP a la primera semana de Gobierno socialista se resumen en los siguientes adjetivos: Prepotencia, falta de coherencia y de unidad de proyecto, e incumplimiento de palabra dada a los electores. Ángel Acebes se detuvo muy especialmente en que "la arrogancia" de la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, resultará "muy costosa" para los agricultores españoles.

"El anterior ministro de Agricultura se ofreció" a la nueva titular de esa cartera "sólo para colaborar" en el proceloso cierre de toda negociación de ayudas comunitarias en Bruselas, que se produjo el pasado jueves. Según Acebes, Miguel Arias Cañete "tenía la experiencia, los datos", y sólo "quería ofrecer su ayuda y su participación". La ministra, según su relato, "rechazó de plano todo tipo de ayuda, de colaboración de quien tenía experiencia y el resultado fue el fracaso".

Acebes concluyó: "¡Ojalá se arregle ahora", es decir, gracias a la reunión que ayer celebró el Comité Especial de Agricultura y que concedió a España los 20 millones de euros que le ofreció en esa negociación de última hora. El PP mantiene que esa cifra está muy por debajo de lo que habría logrado Arias Cañete y también muy por debajo de los 150 millones de euros que la Junta de Andalucía reclamó al anterior Gobierno popular por carta. Según Acebes, la Junta, presidida por el socialista Manuel Chaves, trasladó a Cañete que cualquier cuantía inferior a los 150 millones de euros para el olivar sería "inaceptable" y "un absoluto fracaso" para el campo andaluz.

El "daño" que, según el PP, ha hecho el Gobierno socialistas que preside José Luis Rodríguez Zapatero a España en su primera semana de mandato en sus relaciones con Bruselas pasan también por el Plan Hidrológico Nacional.

Acebes aseguró que la UE "ha paralizado inversiones destinadas al PHN como consecuencia del anuncio del presidente [José Luis Rodríguez] Zapatero de paralizar el trasvase del Ebro". Según la cuantificación del PP, las inversiones paralizadas superan los 4.000 millones de euros. "¡Y no estamos ni para tirar el dinero de las ayudas de la UE a la agricultura ni para despreciar las inversiones en España!", exclamó.

Falta de unidad

Tras la "arrogancia", el PP se explayó en criticar la "falta de unidad interna" del Gobierno y el PSOE. El ejemplo más claro, a juicio de Acebes, es la "disputa" por la financiación autonómica. El PP no oculta que, en este debate, prefiere la posición de Jordi Sevilla, ministro de Administraciones Públicas, avalada ayer implícitamente por el vicepresidente segundo, Pedro Solbes, en una entrevista en la Cadena SER. Y se opone enfáticamente a la defendida por José Montilla, ministro de Industria y primer secretario del PSC.

Es decir, prefiere que cualquier modificación del sistema de financiación autonómica se adopte con sosiego y debate, y después de ver cómo funciona, en la práctica, el método actual. Y, sobre todo, sin que parezca una cesión a las exigencias del Gobierno tripartito de Cataluña: a su presidente, Pasqual Maragall y, más aún, al líder de ERC, Josep Lluís Carod Rovira.

Esta "falta de unidad" también se demuestra, en opinión del PP, con el anuncio del presidente de la Generalitat de sacar adelante una norma propia sobre educación. Los populares defienden el mantenimiento de la Ley de Calidad y consideran que el anuncio, en el debate de investidura, de que se suspenderá la aplicación de la LOCE "ha llenado de incertidumbre a los profesores, los padres, los alumnos y los editores de libros de texto".

Además de "prepotente y dividido", el PP concluye que el Ejecutivo "ha demostrado" en sólo una semana que "no va a cumplir sus promesas electorales". Como ejemplos, Acebes destacó que "no habrá un mando único de la Guardia Civil y la Policía Nacional", lo que al PP le parece estupendo. Y reiteró que el nuevo director del CNI es "un político de partido", y que el fiscal general del Estado "no ha comparecido en el Parlamento antes de su nombramiento, como se comprometió el PSOE".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de abril de 2004