Reportaje:LA POSGUERRA DE IRAK

Quién es quién en el mundo chií

Los chiíes de Irak forman una comunidad muy diversa y sus distintos grupos no comparten los mismos objetivos políticos

Tal como advierte el profesor Faleh Jabar en su libro The Shi'ite Movement in Iraq (El movimiento chií de Irak), los términos chií y chiísmo no pueden utilizarse como categorías políticas o sociológicas para definir un tipo de comunidad compacta y monolítica con una unidad de destino y una orientación política unidimensional. Sin embargo, en las últimas semanas, el activismo de uno de sus grupos, Yamaat al Sáder al Zani (la Asamblea de Al Sáder Segundo), ha puesto de relieve que existía una resistencia chií larvada que ha eclosionado tan pronto como EE UU ha querido silenciar a su líder, Múqtada al Sáder. Igual que no todos los suníes de Irak apoyan la resistencia violenta contra la ocupación, en el campo chií hay muchos matices. He aquí un sucinto diccionario de los principales protagonistas:

El gran ayatolá Alí Sistani es uno de los líderes con más seguidores

Más información

- Abdulaziz al Hakim. Tras el asesinato de su hermano Mohamed Báquer al Hakim el pasado verano, le sucedió al frente de la Asamblea Suprema para la Revolución Islámica en Irak (ASRII), uno de los principales grupos de oposición chií al régimen de Sadam. Sin embargo, carece del prestigio político y religioso de su hermano. Siguiendo la estela de aquél, se ha alineado firmemente con el gran ayatolá Alí Sistani. Forma parte del Consejo de Gobierno, pero se muestra cauto con EE UU y evita cualquier espectáculo mediático. Hay testimonios de que miembros de su milicia, las Brigadas Báder, están luchando de forma extraoficial en Nayaf y Kerbala junto a los hombres de Múqtada.

- Al Dawa. Primer partido político surgido del movimiento islámico iraquí, a mediados de los años cincuenta, por influencia de los Hermanos Musulmanes de Egipto. En la década siguiente el grupo se radicalizó y el elemento clerical perdió influencia. Más tarde, en el exilio, asumió la corriente del islamismo liberal que encabeza el fundador del Hezbolá libanés, Mohamed Husein Fadlalá. Vio en la Revolución Islámica de Irán una oportunidad para luchar contra Sadam y hoy es tal vez el partido político con más arraigo y prestigio en Irak. Su líder, Ibrahim Yafari, es miembro del Consejo de Gobierno y trata de mediar entre la Coalición y Múqtada.

- Alí Sistani. A sus 74 años, el gran ayatolá nacido en Mashad (Irán) pero que reside en Nayaf desde principios de los años cincuenta, es uno de los líderes con más seguidores entre los chiíes no sólo de Irak (un 60% de los 25 millones de iraquíes), sino de todo el mundo (130 millones). Ante la invasión estadounidense, ha adoptado una postura pragmática: sin condonarla, ha aceptado la negociación con los ocupantes y rechazado las acciones violentas contra ellos, aunque se niega a entrevistarse con las autoridades de la coalición. Algunas fuentes sospechan que practica la taquiya (licencia religiosa para ocultar las convicciones en momentos de dificultad política) y que condona la resistencia, pero no lo dice, igual que hizo en tiempos de Sadam.

- Ciudad Sáder. Arrabal pobre del este de Bagdad donde se hacinan más de un millón de chiíes emigrados de las zonas rurales del sur del país. Es la principal cantera de los seguidores de Múqtada al Sáder. De hecho, Ciudad Sadam, como el ex presidente iraquí rebautizó este barrio llamado inicialmente Ciudad Revolución, cambió con rapidez su nombre a la caída del dictador para adoptar el de Sáder, en honor al padre de Múqtada.

- Ciudades Santas. Nayaf, Kerbala y Kufa. Son los lugares donde se desarrollaron en el siglo VII las batallas por el califato que dieron lugar al surgimiento del chiísmo. En Nayaf está enterrado el imam Alí, yerno y primo del profeta Mahoma, y primer imam de la comunidad chií, una escisión de la sunna, la ortodoxia. En Kerbala se hallan los mausoleos de Hussein y Abbás, los hijos de Alí que volvieron desde Arabia para vengar la muerte de su padre y murieron de forma violenta a manos de los partidarios de los Omeyas (y que los chiíes ven como un martirio). Kufa es la antigua capital del imperio musulmán (antes de Damasco) y el lugar de enterramiento de Muslim al Akil, sobrino de Alí y embajador de su hijo Hussein.

- Hawza. Literalmente, seminario para los novicios chiíes, es el conjunto de escuelas donde se forman sus profesores y sus alumnos. En la práctica, el seminario designa al conjunto de los clérigos con rango de maryá taqlid (fuente de emulación) y en tanto que tales, acreditados para hablar en nombre de la comunidad chií. Alí Sistani (primus inter pares), Mohamed Said al Hakim (tío de Mohamed y Abdulaziz al Hakim), Mohamed Ishaq al Fayyad (afgano), Bachir al Nayafi (paquistaní) y Mohamed Taqui al Mudarresi están generalmente reconocidos como tales. Pero no son los únicos grandes ayatolás. Existen muchas discrepancias e incluso algunos no reconocen a otros su calidad de maryaá. El principal punto de debate entre ellos, aparte de la lucha de poder por la sucesión de Sistani y el dinero del impuesto religioso, es el velayat-e-faqih, o gobierno del jurisconsulto, es decir, el papel de los clérigos en la política.

- Maryaísmo (Maryaiya). Autoridad religiosa autónoma de los chiíes. Es un concepto que surge a principios del siglo XIX con la institucionalización religiosa de la clase clerical. Alcanzan el grado de maryaá (fuente de emulación), aquellos grandes ayatolás (ayatolá al ozma) que son reconocidos como tales por otros dos maryaá. En Irak, esta institución religiosa adopta coloquialmente el nombre de Hawza.

- Milicias. Al regresar a Irak desde su exilio en Irán, Mohamed Báquer al Hakim vino acompañado de parte de su milicia, la Brigada Báder, con el entendimiento de que dejaban sus armas pesadas al otro lado de la frontera y se limitarían a la protección de su líder. Cuentan con entre 10.000 y 20.000 hombres armados. El asesinato de Al Hakim, el 29 de agosto en Nayaf, no sólo les dio argumentos para no desarmarse, sino que animó a Múqtada al Sáder a establecer su propia milicia, el Ejército del Mahdi, con el pretexto de proteger los santos lugares. Son entre 6.000 y 15.000, según las fuentes. En Basora, Nasiriya y otras ciudades del sur han surgido otros grupos armados en torno a líderes locales: Al Fatah, Ansar al Hussein, Bases Islámicas, etcétera. Aducen que a los kurdos se les permite mantener a sus guerrilleros (los peshmergas).

- Múqtada al Sáder. Heredero de una de las grandes familias de clérigos de Nayaf, su padre, Mohamed Sadeq al Sáder, fue el predecesor de Alí Sistani como líder espiritual chií y su prestigio creció aún más después de que el régimen de Sadam le asesinara en 1999 junto a sus dos hijos mayores. Múqtada, que aún no ha cumplido los 30 años, ha querido capitalizar ese prestigio familiar. Con la bandera del rechazo a la ocupación, se ha erigido en líder del único movimiento de masas surgido tras el fin de la dictadura.

Varios chiíes rezan en una mezquita de Nayaf enarbolando un cartel con el rostro de Múqtada al Sáder.
Varios chiíes rezan en una mezquita de Nayaf enarbolando un cartel con el rostro de Múqtada al Sáder.EPA

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de abril de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50