Alfredo Conde novela las 'memorias inciertas' del hombre lobo de Allariz

No es una historia para leer en noches de luna llena la que rescata Alfredo Conde (Allariz, Ourense 1945) en su nueva novela: Romasanta. Memorias inciertas del hombre lobo (Destino). El libro, presentado ayer ante la prensa en Madrid, recupera la historia de Manuel Blanco Romasanta, un asesino en serie juzgado en Allariz a mediados del siglo XIX por nueve crímenes espeluznantes. Descubierto y confeso, Romasanta, séptimo varón de nueve hermanos, alegó en su defensa licantropía y generó interés y dudas suficientes sobre su caso como para ser indultado por la reina Isabel II.

"Para la gente de mi edad la historia es conocida", señaló el autor. "Hay incluso un libro de Carlos Martínez Barbeito y un filme de Pedro Olea, que usé como referencias, para intentar una huida hacia otro lado", dijo.

La visión que propone Conde, a partir de los testimonios del sumario del caso, se centra en la psicología del asesino y pretende desterrar la leyenda "del aldeano inculto y supersticioso". Para ello, el autor (premio Nadal 1991 por Los otros días) eligió contar la historia en primera persona, "meterse en la piel del asesino y tratar de pensar como un criminal perverso que urde una patraña como ésta para salvarse."

"Malvado, ambicioso, frío y amoral", Romasanta prefería a las mujeres como víctimas. Conde no tiene dudas sobre sus móviles: "Mataba para robar, para hacerse rico. Despellejaba a sus víctimas y vendía su grasa en Portugal." Un malo de película, que seguirá dando que hablar: la versión cinematográfica del libro, dirigida por Paco Plaza, se estrenará el 30 de abril en el Festival de Cine de Málaga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de abril de 2004.

Lo más visto en...

Top 50