Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU reitera sus críticas a la política del PP sobre inmigración

La relatora especial de la ONU para los Derechos de los Migrantes, Gabriela Rodríguez Pizarro, se ha mostrado sorprendida y perpleja ante la contundente respuesta del Gobierno del PP al informe que esta experta en derechos humanos realizó sobre la situación de los inmigrantes en España. Rodríguez expresó en este documento, presentado la semana pasada en la sede de Naciones Unidas, su preocupación por la "creciente bolsa de irregulares", que atribuyó a la dificultad para frenar su llegada y para ejecutar su expulsión. Rodríguez criticó además los diversos cambios en las leyes de extranjería que hizo el Gobierno y las dificultades que encuentran los inmigrantes para lograr su regularización, lo que les aboca a la marginalidad y clandestinidad.

El informe fue replicado duramente por el Gobierno del PP con un extenso documento en el que calificaba de falsas e infundadas prácticamente todas las observaciones de la relatora de la ONU. Rodríguez, que ayer estuvo en Barcelona invitada por el Observatorio DESC, dijo que, sin ánimo de entrar en "una escalada de réplicas y contrarréplicas", contestará al Gobierno del PP con un documento en el que detallará la información que recabó "de primera mano e in situ" sobre la situación de los inmigrantes durante su visita a España en septiembre de 2003. "Dispongo de mucha información que sustenta todas mis conclusiones del informe y que obtuve con visitas a centros de internamiento y de estancia temporal de extranjeros y a partir de entrevistas con representantes del Gobierno, de los Gobiernos autónomos y locales, de las fuerzas de seguridad, de ONG y de los mismos inmigrantes", señaló ayer Rodríguez.

La representante de la ONU dijo que es la primera vez que un Gobierno muestra una "reacción tan negativa" y que replica con un "documento tan extenso" las conclusiones de una relatora y consideró inadecuada esta actitud dado que "son los Estados miembros de la ONU los que me piden que visite sus países para detectar si hay vulneración de los derechos humanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de abril de 2004