Los ecologistas critican que no se haya dictado una moratoria eólica

Pasados los 100 días de gracia que suelen concederse a los nuevos gobiernos, los ecologistas de las comarcas de Tarragona vertieron sus primeras críticas sobre el tripartito, al que acusan de incumplir sus promesas de consenso en la elaboración de un nuevo mapa que regule la implantación de la energía eólica en Cataluña. El Grupo de Protección de los Ecosistemas del Campo (Gepec) y varias plataformas de defensa del patrimonio comarcales exigieron al Gobierno catalán que aplique una moratoria en la tramitación de la totalidad de proyectos de centrales eólicas hasta que sea aprobado el nuevo mapa eólico de Cataluña.

Pese a que el consejero de Medio Ambiente, Salvador Milà, se comprometió a elaborar una nueva normativa para la energía eólica, el avance de las centrales eólicas de Duesaigües y Vandellòs (Baix Camp) y en La Morera de Montsant (Priorat) ha despertado las iras de los ecologistas, que entienden que "se están cometiendo los mismo errores" que el anterior Gobierno de CiU en cuanto a falta de consenso se refiere. Los ecologistas recuerdan que el pasado 10 de noviembre firmaron con ERC e ICV-EUiA un documento en el cual estas fuerzas ahora en el Gobierno se comprometieron a impulsar la paralización de todos los proyectos de centrales eólicas aprobados por el anterior Ejecutivo hasta que estuviera aprobado un nuevo plan energético, en un plazo que el tripartito fijó en un año.

Estos grupos ecologistas defienden la implantación "racional" de centrales eólicas, en ubicaciones que no dañen ni visual ni medioambientalmente el territorio. Así, el mapa eólico aprobado por CiU permitía, por ejemplo, instalar una central eólica en cada municipio de la comarca de la Terra Alta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS