Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La agricultura ecológica se orienta a diversificar la producción y a mejorar la distribución

Biocórdoba reúne a 65 empresas del sector que pretenden abrir el mercado español

Las cifras reflejan que Andalucía está a la cabeza nacional en superficie dedicada a la agricultura ecológica y que produce el 40% del total español. Pero hay asignaturas pendientes, como el mercado interno, la diversificación de los productos y la mejora de la distribución. Así lo esbozaron ayer la consejera en funciones de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, y el presidente de productores ecológicos andaluces, Francisco Robles, en la inauguración de la novena feria de agricultura ecológica Biocórdoba, que reúne en la capital cordobesa a 65 empresas del sector.

Fuensanta Coves dijo que hay "algunos problemas", en referencia a la falta de consumo en el mercado andaluz y nacional. El 75% de la producción andaluza se exporta a EE UU y Europa. "Hay poca costumbre de consumir este tipo de productos" en Andalucía y España, precisó la consejera, por lo que apuntó la consolidación de estos mercados como el reto del sector.

La feria de agricultura ecológica que se desarrolla en el Palacio de la Merced hasta el domingo está organizada por la Diputación de Córdoba y la Asociación de Empresas de Productos Ecológicos de Andalucía (EPEA). Su presidente, Francisco Robles, dejó claro la potencialidad del sector aunque consideró necesario potenciar las cadenas de distribución para que los productos lleguen a las grandes superficies. El presidente de la Diputación, Francisco Pulido, ahondó en la necesidad de conquistar el mercado interno, "uno de los objetivos de Biocórdoba", precisó.

Promoción

Una de las actuaciones de esta feria es la promoción en grandes superficies. Robles agregó que representantes de 12 grandes cadenas de distribución estarán presentes en Biocórdoba para establecer contactos comerciales.

Los productos ecológicos significan un mayor coste y esfuerzo de elaboración, lo que repercute en el precio, quizás uno de los aspectos que frena a los consumidores.

Tanto la consejera de Medio Ambiente como Francisco Robles no consideraron que sea ése el problema. Robles aludió a estudios que reflejan que un "alto porcentaje" de los ciudadanos está dispuesto a pagar más a cambio de la calidad, principal reclamo de la producción ecológica. Robles consideró que "existe rentabilidad", aunque reconoció que, en cierto modo, responde a la alta tasa de exportación. "Cuando se llegue más al mercado interno, quizás sea menor", agregó.

Otro de los aspectos por potenciar, en palabras del presidente de los productores, es la diversificación de la oferta. Según los datos de la Consejería de Agricultura de 2003, la mayor parte de la superficie de agricultura ecológica (147.447 hectáreas) de dedica a bosques y recolección silvestre.

El principal cultivo de la agricultura ecológica es el olivar, con 37.587 hectáreas, seguido de los frutos secos, los cereales y leguminosas y las hortalizas. La ganadería ecológica experimentó un crecimiento del 126% al pasar de 185 a 419 explotaciones ecológicas en 2003. Desde 1992 hasta ahora, la superficie se ha incrementado de 2.122 a 299.000 hectáreas, recordó Fuensanta Coves.

La provincia de Córdoba está a la cabeza andaluza en agricultura ecológica. Si bien las 54.265 hectáreas cultivadas son superadas por las 73.590 hectáreas de Huelva, Córdoba aglutina casi la cuarta parte de los productores, con 1.169 operadores, según los datos de Agricultura en 2003.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de abril de 2004