Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bono defiende los trasvases pero critica que el PP "no ha traído una puñetera gota"

El presidente de la Comunidad de Castilla-La Mancha, José Bono, defendió ayer durante su visita a Aspe (Vinalopó Mitjá) y Elche la política de trasvases de agua entre diferentes cuencas como "acto solidario", aunque criticó que el PP "no ha traído ni una puñetera gota" de agua en los últimos años, a pesar de la aprobación del Plan Hidrológico Nacional (PHN).

Para el presidente castellano manchego "llevar el agua de donde sobra a donde falta es un planteamiento solidario", pero apeló que la solidaridad no sólo se produzca por la cesión de los excedentes hídricos, sino también en los niveles de renta de unas comunidades a otras.

El presidente de Castilla-La Mancha aclaró que "el agua no es de aquéllos en donde llueve, sino de todos los españoles, y más de aquéllos que más la necesitan". Por eso aclaró que "no descarto [los trasvases], incluso al contrario, estoy a favor de que se produzcan los hechos que la naturaleza parece que nos impone". Bono recordó que la política de trasvases en España es una realidad y puso como ejemplos proyectos como el del Júcar-Vinalopó o el trasvase entre el Tajo y Segura. El presidente socialista aseguró que el PSOE tiene un plan para llevar agua a las regiones deficitarias, que se hará público en un plazo de un mes, cuando José Luis Rodríguez Zapatero tome posesión del cargo de presidente del Gobierno.

Bono descartó diferencias con los socialistas valencianos en el tema del agua. Según Bono, "un presidente de una comunidad autónoma debe defender los intereses de sus ciudadanos por encima de cualquier otra imposición", incluso por encima de los intereses del gobierno central. Las disparidades entre miembros del partido socialista se deben, a su juicio, a que el seno de su partido no hay una única voz, como ocurre en el PP, "porque cuando esto ocurre [una sola voz] se debe a dos razones: o porque piensa uno sólo o porque no piensa ninguno".

El secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, calificó de "normales" las disparidades con miembros de su partido. Pla coincidió con José Bono que estas diferencias son fruto de la democracia en su partido, pero que, en ningún caso se resta capacidad de gobierno.

Pla criticó la reunión del presidente de la Región de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, con su homólogo valenciano, Francisco Camps, en defensa del PHN diseñado por el PP. A juicio de Pla, esta reunión no debía haberse celebrado, porque "sirve para ocupar espacios y cerrar puertas".

Según el dirigente de los socialistas valencianos, "la llamada a la sociedad civil y la búsqueda de acuerdos para formar barricadas no es lo mejor" para encontrar soluciones al problema del agua, añadió.

Sobre el trasvase Júcar- Vinalopó, Pla auguró ayer que su puesta en marcha tal y como está configurado "será difícil", y avanzó que serán necesarias modificaciones para su ejecución.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004