El presidente de Taiwan sufre un atentado a tiros en la víspera de las elecciones

Chen Shui Bian y su vicepresidenta resultaron heridos leves y fueron dados de alta

El presidente de Taiwan, Chen Shui Bian, y la vicepresidenta, Annette Lu, recibieron ayer sendos disparos mientras recorrían la ciudad de Taiwan en uno de los últimos actos antes de los comicios presidenciales de hoy. Los dos resultaron heridos leves y fueron dados de alta horas después. El Gobierno puso el Ejército en estado de alerta. El intento de asesinato, cuya autoría se desconoce, conmocionó a los taiwaneses, que votan también un referéndum, criticado por China, que considera que puede conducir a la independencia de la denominada "provincia rebelde".

Más información

Eran las dos menos cuarto de la tarde, el jeep rojo recorría una calle repleta de seguidores, mientras las tracas estallaban al paso de la comitiva envuelta en humo. De repente, Chen Shui Bian sintió un dolor en el abdomen y Lu en la rodilla derecha. La vicepresidenta pensó que había sido alcanzada por un petardo. A pesar de que en un primer momento siguieron saludando a la multitud congregada en las calles, poco después se dieron cuenta de que algo extraño había ocurrido. Rápidamente la comitiva fue desviada a un hospital, donde los dos líderes entraron conscientes. Cinco horas más tarde, ambos regresaban en el avión presidencial a Taipei.

Poco después del supuesto atentado, se reunió el Consejo de Seguridad Nacional. Tras su finalización, el primer ministro, Yu Shyi Kun, dijo que se ha creado un equipo especial para investigar el caso, pero que, de momento, no hay nadie arrestado y se desconoce la autoría del supuesto intento de asesinato. Según la policía, podría haber habido más de un atacante porque "las balas vinieron de diferentes direcciones".

A primera hora de la noche, Chen Shui Bian compareció en la televisión en un vídeo previamente grabado, en el que urgió a los ciudadanos a votar y aseguró que la isla estaba segura. "Estad tranquilos, estoy bien", dijo. Junto a él, Annette Lu pidió a los electores: "Por favor, ejerced vuestro derecho al voto". Algunos analistas estiman que el ataque podría beneficiar a Chen en unas elecciones que están muy reñidas y en las que, según las encuestas, su rival, Lien Chan, del Partido Nacionalista o Kuomintang (KMT), le lleva una ligera delantera.

Lien se apresuró a condenar el aparente atentado y acudió a visitar a Chen, que también es presidente del Partido Democrático del Progreso (PDP). "Estamos todos impresionados por el incidente", dijo. "Todos condenamos este acto de violencia y les deseamos una pronta recuperación".

El ministro de Defensa, Tang Yiau Min, añadió que no han sido detectados movimientos extraños de tropas en la costa china frente a Taiwan, pero que el Ejército está en estado de alerta. La isla taiwanesa de Kinmen, situada apenas a dos kilómetros del continente, fue puesta en estado de combate.

Pekín considera a Chen un separatista y ha amenazado con lanzar un ataque sobre Taiwan si declara la independencia. El Gobierno de Hu Jintao ha calificado de "peligrosa provocación" el referéndum que se celebra hoy junto a la elección presidencial. En él, los 16,5 millones de posibles votantes, sobre un total de 23 millones de habitantes, deberán manifestarse sobre si están de acuerdo en incrementar las defensas militares en caso de que Pekín no elimine los 500 misiles que están apuntando a la isla, y sobre si son partidarios de emprender negociaciones para crear un marco de "paz y estabilidad" entre los dos rivales. En 1996, durante las primeras elecciones presidenciales, China disparó varios misiles sobre el mar en un intento de intimidar a los electores.

Pekín se limitó ayer a informar del incidente por medio de una escueta nota de dos frases, en la que calificó a Chen Shui Bian y Annette Lu de "los líderes de las autoridades de Taiwan", obviando sus posiciones de presidente y vicepresidenta.

La bala que alcanzó a Chen no penetró en profundidad, por lo que no afectó a órganos vitales, pero le dejó una herida de 11 centímetros y medio bajo el ombligo, según mostraron en fotos los médicos. La de Annette Lu, de dos centímetros, no afectó al hueso. Ninguno de los dos llevaba chaleco antibalas.

Se trata de la primera vez que un presidente de Taiwan sufre un ataque como el que se produjo ayer. Chen es muy popular entre sus seguidores y le gusta mezclarse con la gente. Las medidas de seguridad en torno a los dirigentes taiwaneses no son muy estrictas, dado que no hay tradición de violencia contra los líderes políticos en la isla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de marzo de 2004.

Lo más visto en...

Top 50