Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acuerdo para ubicar en Barcelona la investigación puntera en células madre

El acuerdo entre el Ministerio de Sanidad y el Gobierno catalán se firmará el lunes

Barcelona contará con un centro de investigación de primera línea mundial en células madre. El Ministerio de Sanidad y el Gobierno de Cataluña han acordado que el Centro de Investigación en Medicina Regenerativa se ubique en Barcelona, concretamente en el parque de Recerca Biomèdica, actualmente en fase de construcción. Esta unidad de investigación en el campo más prometedor de la medicina, será el buque insignia del Centro Nacional de Transplantes y Medicina Regenerativa que dirige Rafael Matesanz, y que ha impulsado la ministra en funciones, Ana Pastor.

El convenio entre el Gobierno de la Generalitat y el Ministerio de Sanidad se firmará la semana próxima en el Saló Sant Jordi del Palau de la Generalitat. Después de una larga y ardua negociación, dificultada por el escenario político de las últimas semanas, ayer miércoles se llegó finalmente a un acuerdo institucional sobre este importante proyecto para la investigación biomédica.

El presupuesto para la puesta en marcha de este centro de investigación será de 3,5 millones de euros, que asumirá el Ministerio de Sanidad en un 70% y la Generalitat de Cataluña en un 30%. El ministerio también realizará una inversión inicial que ronda los 9,5 millones de euros para adecuar las instalaciones. El científico Juan Izpisúa Belmonte, experto mundial en células madre y en la actualidad director de un laboratorio de élite en el Instituto Salk de la Jolla (California, EE UU), asistirá al acto. De hecho, este reconocido investigador en biología del desarrollo se perfila como el futuro director del centro.

El acto de firma del convenio contará con la presencia de la consejera de Sanidad, Marina Geli; el consejero de Universidades, Investigación y Sociedad de la Información, Carles Solà, y el director del Centro Nacional de Transplantes y Medicina Regenerativa, Rafael Matesanz. No está confirmada la presencia de la ministra de Sanidad en funciones, Ana Pastor.

Cambio legislativo

La ubicación de este centro en Cataluña convertirá a Barcelona durante los próximos años en punto de referencia de la investigación biomédica internacional. Las células madre embrionarias humanas son el campo más prometedor de la investigación médica puesto que auguran una plétora de aproximaciones terapéuticas para un elevado número de enfermedades que hoy por hoy no tienen tratamiento, como la diabetes, el Parkinson o el Alzheimer.

La viabilidad de estas investigaciones será posible gracias al reciente cambio legislativo que permite utilizar para la ciencia y la medicina los miles de embriones congelados que en la actualidad se encuentran en las diferentes clínicas de reproducción asistida distribuidas por todo el territorio español. A propósito de esta cuestión, Juan Carlos Izpisúa manifestó hace 15 días, durante una estancia relámpago en Barcelona en la que se reunió con el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, la importancia de la nueva regulación que permite la experimentación científica con los embriones congelados. "Este cambio legislativo", dijo Izpisúa, "ha sido fundamental para que me haya implicado en el proyecto y me plantee volver a mi país, que estoy convencido que tiene un gran futuro científico por el gran nivel de muchos grupos".

La decisión de ubicar este centro en Barcelona responde, más allá de una difícil negociación política en la que ha intervenido directamente el presidente de la Generalitat, a la existencia de diversos grupos científicos de relieve. Tanto los hospitales como las universidades catalanas cuentan con diferentes grupos, tanto en investigación básica como clínica, que llevan varios años trabajando y publicando trabajos en las principales revistas en este campo puntero de la biología.

El nuevo centro, que se plantea con un innovador modelo de gestión en el ámbito de la investigación científica, contará con todo el conocimiento acumulado, tanto en Cataluña como en el resto de España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de marzo de 2004