Los integristas musulmanes del norte de Nigeria boicotean la campaña de vacunación de la polio

El ambicioso plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para erradicar la polio del mundo en 2005 está pendiente de un último obstáculo: los impedimentos de las autoridades islamistas del Estado de Kano, al norte de Nigeria, a la vacunación de los niños. Kano es uno de los 12 territorios del norte del país (el más poblado de África) donde impera la sharía (aplicación integrista de la ley musulmana), y se ha convertido en uno de los últimos reservorios del virus que causa la enfermedad, desde donde se extiende a zonas y países vecinos.

La oposición a la vacuna, que se suministra por vía oral a niños hasta cinco años, se debe al temor de que la medicación esté contaminada. Según estudios realizados en laboratorios locales, el preparado está contaminado por estrógenos, lo que supone un intento para limitar la fertilidad de las mujeres, y, con ello, la expansión del islamismo, indica IRIN, la agencia de noticias de la ONU para África y Asia.

Más información
Nigeria contagia la polio a Costa de Marfil, el octavo país infectado en pocos meses

Las autoridades de otros dos estados nigerianos vecinos, Kaduna y Zamfara, también se han negado a facilitar las vacunas, pero la OMS confía en convencer a las autoridades durante un viaje de una semana por Indonesia, Suráfrica e India, en el que les mostrarán la seguridad del preparado y los avances alcanzados en la erradicación de la enfermedad. Entre los invitados al viaje figuran representantes de Jama'atu Nasril Islam, una organización que incluye a los Consejos de aplicación de la sharía, y otros líderes musulmanes.

La OMS comenzó ayer un plan de choque de 63 millones de vacunas en diez países africanos para acabar con la polio en Nigeria y los países vecinos, donde el año pasado se registró el 75% de los 700 casos de polio detectados en el mundo. Los otros brotes se dieron en Afganistán, Egipto,

India y Pakistán.

Niños nigerianos reciben la vacuna contra la polio, ayer, en un colegio de Lagos, la capital.
Niños nigerianos reciben la vacuna contra la polio, ayer, en un colegio de Lagos, la capital.ASSOCIATED PRESS

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS