Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Intxaurraga reclama que la 'Y' permita también el transporte de mercancías

Las emisiones contaminantes crecieron un 7,4% en 2002 hasta los 19 millones de toneladas

El consejero de Medio Ambiente, Sabin Intxaurraga, reclamó ayer que el tren de alta velocidad vasco, la Y, ofrezca, además del de pasajeros, el transporte de mercancías, algo inédito en España. El consejero sostuvo que, dados los "altos impactos ambientales" de esta infraestructura, su empleo exclusivamente para viajeros significaría que las "grandes inversiones [calculadas ahora en 3.000 millones de euros] no tengan tanto sentido".

Ésta es la declaración más contundente de un miembro del Ejecutivo -salvo las del consejero de IU, Javier Madrazo, que se opone a la Y- sobre el uso mixto del tren de alta velocidad. El titular de Transportes, Álvaro Amann, no se ha mostrado tan categórico y en sus comparecencias sobre este asunto no ha querido concretar la utilización del tren para las mercancías. Un portavoz del departamento de Amann sostuvo ayer que el consejero siempre ha mantenido que la Y transportará tanto pasajeros como mercancías.

Un dirigente de un grupo ecologista vasco afirmó ayer a este periódico que Amann ha admitido en privado que a través de la Y se podrá transportar "paquetería, pero no containers, que es la mercancía principal de los puertos". Estos productos requieren ser trasladados a una velocidad inferior a 240 kilómetros por hora. "Si es que ahora se contempla, es que han modificado el proyecto", agregó. Las características técnicas del proyecto hablan de alcanzar una velocidad de 300 kilómetros por hora, según el informe pericial que encargó la Audiencia Nacional.

Intxaurraga señaló que, dada la orografía vasca, la Y "discurrirá en velocidad alta", en torno a los 220 kilómetros por hora, y "técnicamente es posible conjugar el tráfico de mercancías y pasajeros". Sin embargo, Transportes sigue hablando de "alta velocidad", lo que supera los 240 kilómetros por hora, y trayectos de 38 minutos entre Bilbao y San Sebastián.

El titular de Medio Ambiente defendió la construcción urgente de la Y para limitar la emisión de gases de efecto invernadero, uno de cuyos principales causante es el abuso del transporte privado. En 2002, las emisiones contaminantes se elevaron un 7,4%, lo que supone un total de 19,1 millones de toneladas equivalentes de CO2. Esta cifra no incluye los gases de efecto invernadero importados -como los que generan camiones extranjeros que repostan combustible en Euskadi-, que se calculan en otros cinco millones de toneladas.

"Son datos altamente preocupantes", dijo Intxaurraga, al recordar que superan en casi 14 puntos el Protocolo de Kioto. Este tratado establece que España, tomando como base el año 1990, puede aumentar un 15% las emisiones para 2012.

En 2002, la industria volvió a situarse como el sector más contaminante -en 2001 era el tercero-, con un 28% de las emisiones, casi equiparada al energético, también con un 28%. Le sigue el transporte, con un 25%. Sin embargo, estos dos sectores son los que más ha aumentado desde 1990, más de un 70%, mientras que el sector industrial ha bajado un 11%. Intxaurraga calificó de "fundamental" el cierre de las térmicas de Pasajes y Santurtzi.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de febrero de 2004