Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FUTURO DEL GOBIERNO CATALÁN

Aznar: "Es una vergüenza para todos los catalanes y todos los españoles"

De "disparate" y de "vergüenza para todos los catalanes y todos los españoles" calificó ayer el presidente del Gobierno, José María Aznar, el "desafío" con el que Josep Lluís Carod Rovira, líder de ERC, pretendió dar por concluida la crisis desatada en el Gobierno tripartito catalán tras el anuncio de ETA de que habrá una tregua sólo para Cataluña.

"Cuando se es capaz de negociar con una organización terrorista, se es capaz de decir: 'Matad en todas partes pero no matéis aquí porque nos perjudicáis', cuando se comparten esos objetivos, se es capaz de todo tipo de disparates", afirmó el presidente en Atenas, donde participó en una reunión del Partido Popular Europeo (PPE). A su juicio, "cuando las responsabilidades políticas se ponen en manos de algunas personas sólo se pueden cometer disparates".

Aznar consideró que la solución acordada por el tripartito catalán sólo muestra la "falta de liderazgo" de José Luis Rodríguez Zapatero, candidato del PSOE a La Moncloa. "Lejos de condenar el comunicado terrorista, lejos de disculparse por los errores cometidos, no sólo es un desafío sino una vergüenza para todos los catalanes y para todos los españoles", subrayó el presidente.

En Madrid, el candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió a Zapatero que "mande un poquito en su partido" y que si quiere, de verdad, solucionar la crisis abierta en el Gobierno tripartito catalán haga caso a "lo que le han pedido importantes dirigentes de su partido, algunos de los cuales son presidentes de comunidades autónomas". Esos dirigentes son José Bono y Juan Carlos Rodríguez Ibarra, que el miércoles defendieron la ruptura con ERC que también reclaman el PP y el Gobierno.

Rajoy justificó esta exigencia porque el problema es de fondo: "Ayer [por el miércoles] confirmamos que ERC, un partido que forma parte del Gobierno de Cataluña, pactó con ETA que dejase de matar en Cataluña". Y ese pacto con la banda terrorista, según Rajoy, "llena de indignación a todos los españoles".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de febrero de 2004