Crítica:'DOCE EN CASA' | CRÍTICASCrítica
i

Enredos familiares con Steve Martin y sus "12 hijos"

Travesuras, enredos familiares y un lema: "Más barato por docena". Dirigida por Shawn Levy,

Doce en casa es la última comedia de Steve Martín, que se estrena hoy en España. El actor interpreta a Tom Baker, un entrenador de fútbol local padre de 12 hijos. Un día, Baker consigue el trabajo de sus sueños: ser un entrenador de fútbol de una gran universidad. Para ello debe mudarse a la ciudad, lo que ocasionará la pataleta de sus hijos. Ante un viaje imprevisto de su mujer, Martin se queda solo en casa. El caos se desata.

"Una de las decisiones inusuales que se hicieron para esta película fue construir una casa de dos pisos en un foro para las tomas interiores", ha explicado la diseñadora de producción, Nina Ruscio. "En la gran mayoría de producciones, los sets del primer y del segundo piso son construidos uno al lado del otro y filmados por separado, pero optamos por hacer dos niveles, para que pudiéramos filmar del primer piso para arriba y viceversa; esto nos permitió captar toda la furia y esparcimiento de la familia en acción".

En los papeles juveniles (los hijos mayores de los Baker) actúan Hilary Duff, Piper Perabo y Tom Welling. "Nos divertimos mucho en idear formas para definir visualmente a cada uno de los niños Baker. A Henry le interesa el jazz y le concedimos a Sarah una afición por las tiras cómicas, que nos llevó a colocar pequeños dibujos por todo su espacio. Jessica y Kim son muy académicos, así que pusimos un pequeño cartel en su puerta con su lista de libros recomendados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 19 de febrero de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50