Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones 2004

Trillo se burla de una pregunta sobre el paradero de las armas de destrucción masiva

El ministro de Defensa echa un euro a una periodista que le interpeló sobre Irak

El Gobierno se niega a comparecer ante el Parlamento para dar cuenta del paradero de las armas de destrucción masiva que sirvieron como argumento para justificar la invasión de Irak y hace chanza del tema cuando se lo plantean los medios de comunicación. El ministro de Defensa, Federico Trillo-Figueroa, respondió ayer con una pretendida broma a una periodista de la Cadena SER que le preguntó por esta cuestión. "Llevo una semana guardando el mismo euro para el que me preguntara por las armas de destrucción masiva. Se lo ha llevado usted", le espetó.

El ministro de Defensa, que encabeza la candidatura del PP al Congreso de los Diputados por Alicante, convocó ayer por la mañana en un hotel de la ciudad a los informadores para comentar el programa electoral de su partido. Cuando acabó su intervención, Sonia Martín, periodista de Radio Alicante de la Cadena SER, preguntó a Trillo-Figueroa su opinión sobre las declaraciones que Hans Blix, ex jefe de los inspectores de armamento de Naciones Unidas en Irak, había realizado poco antes en esa misma cadena. Blix recordó que la ONU nunca dio por sentado que en Irak hubiera armas de destrucción masiva, en contra de lo que sostiene el Gobierno español.

El ministro, tras escuchar la pregunta de la SER, sacó un euro del bolsillo y dijo: "Llevo una semana guardando el mismo euro para el que me preguntara por las armas de destrucción masiva, pero como he sabido que empiezan a perder interés, se lo ha ganado usted". Entonces, el titular de Defensa hizo rodar la moneda por la mesa en dirección a la informadora, aunque no llegó hasta el lugar que ocupaba ella.

Sonia Martín repitió la pregunta y Trillo-Figueroa respondió que no deseaba "polemizar" sobre las declaraciones de Blix. Insistió en que la decisión del Gobierno de respaldar la guerra estaba basada en los acuerdos de la ONU e invitó a los periodistas a leer las 17 resoluciones del Consejo de Seguridad sobre Irak. "Nosotros no nos hemos basado en ninguna otra determinación más que en ésa", aseguró.

Criticó al PSOE porque "unas veces dice que va a estar con Naciones Unidas y luego, cuando Naciones Unidas dice una cosa, tampoco le gusta y tampoco le hace caso".

Respecto a las manifestaciones del pasado domingo en contra de la ocupación de Irak, consideró "muy saludable que exista un sentimiento contrario a todo tipo de guerra", aunque "si se trata de una algarada más de Llamazares y Zapatero", agregó, "qué le vamos a hacer, ellos son muy libres de equivocarse de nuevo y tropezar con la misma piedra".

Tras la rueda de prensa, Trillo-Figueroa se acercó a la periodista, le dio dos besos y le preguntó si admitía el euro, a lo que ella accedió. "No me lo esperaba y lo acepté, para que pasara rápido el momento y no convertirme en protagonista de la información", comentó luego la periodista.

Sonia Martín aseguró que en frío hubiera actuado de otra forma. "Tendría que haber rechazado el euro y decirle al ministro: 'prefiero que me lo dé usted cuando encuentre las armas de destrucción masiva en Irak'. Ahora", añadió, "estoy dispuesta a multiplicar esa cantidad cuantas veces sea necesario si las localiza". La periodista lamentó el tono del ministro al responder a sus preguntas. "Creo que debería ahorrarse la coletilla de querida que siempre repite", concluyó.

Antes de regalar el euro a la periodista, Trillo-Figueroa había dicho que estaba dispuesto a debatir con la oposición si ésta renunciaba a frases ingeniosas, insultos y descalificaciones.

La broma del ministro no fue improvisada y ni siquiera es cierto que llevara el mismo euro en el bolsillo una semana. A Toni Ramos, de La Razón, le respondió la semana pasada de la misma forma: "[El euro] lo llevo tres días en el bolsillo esperando a que algún periodista me pregunte por las armas de destrucción masiva de Irak, además, había apostado con mis colaboradores que usted lo haría".

Leire Pajín, cabeza de lista del PSOE al Congreso por Alicante y miembro de la Ejecutiva del PSOE, afirmó que el comportamiento de Trillo-Figueroa demuestra "cuál es su talante, la prepotencia con que se rige y el desprecio absoluto por los medios de comunicación, por sus profesionales y por la ciudadanía" de España.

Pajín agregó que "lo ocurrido con la guerra de Irak, con las muertes y con el caos no es ninguna broma" y que el ministro "ha querido hacer un chiste de mal gusto con algo muy serio que preocupa profundamente a los ciudadanos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de febrero de 2004