Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aparecen nuevos restos del antiguo barrio de la Ribera en una finca del paseo de Picasso situada junto al Born

Un equipo de profesionales del Ayuntamiento de Barcelona está realizando una cata arqueológica de los restos del antiguo barrio de la Ribera que hace unas semanas aparecieron durante los trabajos de cimentación de una finca situada junto al antiguo mercado del Born, entre el paseo de Picasso y la calle Comercial. Los primeros trabajos indican, sin embargo, que -al contrario de lo que ocurrió con el hallazgo de los valiosos vestigios del Born que obligaron a detener el proyecto de la biblioteca provincial- estos restos están en bastante mal estado, según explicaron ayer fuentes del área de Urbanismo del Ayuntamiento.

En el solar, donde se levantarán viviendas de promoción privada, se aprecian trazas de lo que en la Barcelona de 1714 pudieron ser muros y parte de un arco o una construcción circular. La aparición de huellas del pasado en el distrito de Ciutat Vella, sin embargo, no es ninguna sorpresa en una ciudad con una historia tan rica como la de Barcelona. Así, la realización de catas no es excepcional, sino que habitualmente son los mismos promotores quienes preceptivamente avisan al área de Urbanismo del Ayuntamiento para que inicie los trabajos arqueológicos.

En esta ocasión, la exploración comenzó hace sólo unos días y, a falta de un dictamen definitivo, los arqueólogos creen que los restos se encuentran en mal estado a causa de las sucesivas obras que se han producido en el solar. En caso de hallar restos valiosos, una de las posibilidades que prevé el Ayuntamiento es dejarlas a la vista del público a través de cristales, como ya ocurre en el centro cívico Pati Llimona, donde se encuentra parte de uno de los accesos a la antigua muralla romana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 2004