La OCDE lanza un laboratorio de Física de Altas Energías

La OCDE lanzó ayer varios proyectos internacionales de ciencia y tecnología, entre ellos un laboratorio de física de altas energías y el intento de caminar hacia un "sistema mundial de patentes", tras dos jornadas de reuniones de los ministros de Ciencia y Tecnología del club de países más desarrollados del mundo. Estas propuestas se enmarcan en un discurso que subraya la creciente importancia de "la creación y difusión del saber" en el "crecimiento económico duradero" y propugna una asociación más estrecha de las empresas y la sociedad civil a "la gobernación de la investigación pública". Éstas son algunas de las conclusiones adoptadas ayer.

- Industria y ciencia. Hay que impulsar las sinergias entre ciencia e innovación, de forma que los resultados de la investigación pública sean comercializados por la industria y aquella esté "en relación con los problemas económicos y sociales".

Más información
Medio siglo buscando la esencia de la materia

- Patentes. Las demandas de patentes aumentan fuertemente en Europa, Japón y Estados Unidos -de unas 600.000 anuales en 1992 a 850.000 10 años después-, pero no están claros los efectos de tanta actividad en la innovación y la difusión del saber. Los ministros se comprometen a "velar para que la entrega de patentes no frene inútilmente el acceso al saber" y a instaurar un "sistema de patente global más coherente".

- Bancos de datos. La OCDE trabajará a favor de un acuerdo para el acceso a los bancos de datos de la investigación pública.

- Física de altas energías. La organización lanza un proyecto a escala mundial, que sería un desarrollo avanzado del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), orientado hacia aplicaciones en campos tan diversos como la electrónica, la construcción o la medicina.

- Biotecnología. La OCDE apoya la creación de una "red mundial de centros de recursos biológicos" de aquí a 2006.

- Formación de científicos. "Es imperativo acrecentar la participación y mantener las normas de calidad de ciencia y tecnología en la enseñanza superior", concluyen los ministros, partidarios igualmente de favorecer "la movilidad y el atractivo de las carreras de investigador en los sectores público y privado".

El tipo de discurso y las conclusiones chocan con el retraso de buena parte de los países de la OCDE en cuanto a inversión. El secretario de Estado de Política Científica español, Pedro Morenés, reconoció que España figura en el grupo de cola de la inversión científica de la OCDE, pero aseguró que es el país europeo que más crece en investigación y desarrollo (I+D), considerando realista aproximarse al 1,4% del PIB. Gran parte de este crecimiento se debe a la llamada I+D militar. España es ya el país europeo que dedica más porcentaje a fines de defensa, con un 37%, seguida a distancia por Reino Unido y Francia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS