Educación no aprecia indicios de malos tratos en la guardería que investiga la Fiscalía

El Departamento de Educación no ha apreciado indicios de malos tratos a niños en la guardería privada que está investigando la Fiscalía de Menores de Vitoria desde el pasado noviembre a raíz de una denuncia presentada por 21 padres que llevaban a sus hijos al centro y que ese mes los sacaron. Educación, que regula el funcionamiento de la mayoría de las escuelas infantiles de la comunidad, recibió el encargo de la Fiscalía de investigar la veracidad de la denuncia. Los progenitores decidieron sacar a los pequeños tras escuchar la versión de una empleada del jardín de infancia (que atiende a niños de 0 a 3 años) que les alertó de que los pequeños eran insultados y también golpeados.

Esta ex cuidadora está en el centro de toda la polémica. La dirección de la guardería achaca al conflicto laboral que mantenía con ella desde hace varios meses la difusión de esos comentarios. Finalmente, los responsables del centro la despidieron el pasado 1 de diciembre, momento en el que se aceleraron los acontecimientos. La directora informó desde el primer momento al Ayuntamiento de Vitoria y a los padres de que se estaban propagando unas informaciones "falsas".

Educación ha inspeccionado varias veces la guardería a lo largo de diciembre y durante este mes de enero. Sus técnicos han analizado las condiciones del centro, han mantenido entrevistas con su personal, han revisado la documentación aportada por los padres y los permisos del centro.Los inspectores trasladaron el 21 de enero al delegado de Educación en Álava, Josu Gangoiti, el informe definitivo con todas sus averiguaciones. En ese documento reflejan que "no hay circunstancia anómala alguna ni se detectan indicios de prácticas educativas no idóneas".

Sin expediente

El delegado de Educación ha resuelto por tanto dar por finalizada la investigación, no incoar expediente alguno y exculpar al centro de educación infantil, que "cumple los requisitos exigidos por el departamento". La consejería remitió ayer esta resolución a la Fiscalía y a la guardería, sin perjuicio de la resolución judicial que se adopte con ocasión de la denuncia interpuesta por los padres. La Fiscalía abrió diligencias informativas tras escuchar la versión de los padres y posteriormente las remitió a un Juzgado de Instrucción para que siga adelante con el proceso o le dé carpetazo de manera definitiva.

La guardería, que funciona desde hace nueve años en la capital alavesa, recibe subvenciones del Gobierno vasco. El jardín de infancia cumple con todos los requisitos que Educación ha impuesto, a través de un decreto aprobado en diciembre, a los centros infantiles. En el curso 2002-2003 recibió una subvención de 47.283 euros, de los que a día de hoy ha cobrado 15.100. Ningún responsable de la guardería hizo ayer declaraciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS