Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las sociedades sanitarias denuncian que en los centros de salud faltan 2.650 médicos de familia y pediatras

Los 350 centros de salud y consultorios rurales de la sanidad pública regional cuentan con unos 2.885 médicos de familia y 760 pediatras para atender a los cerca de 5.450.000 madrileños con tarjeta sanitaria.

Esta cifra, sin embargo, está muy por debajo de lo que sería necesario e, incluso, de lo que establece la ley, según denuncian todas las sociedades científicas de médicos -la Sociedad Madrileña de Medicina de Familia y Comunitaria, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria, la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria y la Sociedad de Pediatría Extrahospitalaria- y el sindicato médico CESM-Madrid.

Todas ellas presentaron ayer un extenso estudio que concluye que la Consejería de Sanidad debería contratar a 2.285 médicos de familia y 371 pediatras más para que ningún facultativo atienda a una población superior a 1.200 pacientes y ningún pediatra a más de 900 niños. Éstas son las plantillas óptimas aceptadas por las sociedades científicas para garantizar una atención médica de calidad en la que se pueda dedicar un mínimo de diez minutos por consulta a cada enfermo.

Pero el estudio va más allá y acusa a Sanidad de incumplir la ley, que establece un máximo de 2.000 tarjetas sanitarias por médico de familia. Según este criterio, faltarían 265 facultativos en la sanidad pública regional. "La cifra de pediatras sí se cumpliría, ya que la ley establece un máximo de 1.500 niños por pediatra, pero esta cifra es una auténtica barbaridad, según todos los acuerdos alcanzados por las sociedades médicas", explicó Isabel López, presidenta de CESM-Madrid.

Según los datos recogidos en el estudio, cada médico atiende a 38,5 pacientes al día y cubre una población de 1.636 personas. "Ésta es la media, pero en las zonas rurales, por ejemplo, la dispersión de la población hace que cada médico atienda a menos personas, mientras en la capital la cifra en muchos casos alcanza las 2.500 cartillas por médico", denuncia López.

"Esperanza Aguirre ha prometido 50 nuevos centros de salud, pero no se ha comprometido a ampliar las plantillas. "¿Cómo será posible dotar a esos nuevos centros de personal?", se preguntan desde el CESM.

El sindicato de enfermería SATSE ha realizado un estudio similar en el que destaca que son necesarias 1.000 enfermeras más en los centros de salud, 2.500 en los hospitales y 1.500 en los nuevos servicios de urgencias de atención primaria que Sanidad quiere desarrollar en la región.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2004