Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINION DEL LECTOR

Brillante idea

Quiero manifestar mi apoyo a la "brillante idea" de subvencionar uniformes para el alumnado de los colegios públicos con cargo a los presupuestos de la Comunidad de Madrid. Esta idea supone una serie de ventajas:

1. Los alumnos y alumnas no perderán tiempo por las mañanas decidiendo que modelo ponerse para ir a clase. El uniforme y se acabó.

2. Favorecerá el desarrollo de nuestra industria de la moda, ya que, me imagino, se convocarán "pasarelas" para que los colegios escojan los modelos que mejor se ajusten a los gustos de la comunidad escolar.

3. Supondrá la revitalización de algunos grandes almacenes cuyos beneficios no son lo suficientemente importantes.

4. La Consejería de Educación podrá invertir las cantidades sobrantes después de haber conseguido que los comedores escolares, los libros de texto y las actividades extraescolares sean gratuitos.

5. Así no se sabrá si los alumnos son de colegio público o de privado. Se acabará por fin con la situación en la que se encuentran padres y alumnos de colegios públicos que no se atreven a manifestar a que centro pertenecen.

Me permito sugerir que también haya uniformes para los enseñantes. Eso sí, como todo uniforme que se precie con galones. Así podremos distinguir a los interinos, contratados, reingresados, directores... Veo, eso sí, que se puede plantear algún pequeño problema. Imaginemos que en un colegio en el que la administración ha concentrado gran número de inmigrantes, se decida que el uniforme consista en chilaba y chador. ¿Qué hará la Consejería de Educación?. Lo que hasta ahora, el ridículo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de enero de 2004