Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

El caladero de las enseñanzas artísticas

Nieto quiere presentar esta semana su propuesta de "facultad" de artes escénicas a la consejería

El reciente anuncio del ahora rector en funciones de la Universidad Politécnica, Justo Nieto, de crear la primera "facultad" española de Arte Dramático, Música y Danza en Valencia para el próximo curso ha sacudido el ámbito de las enseñanzas artísticas. Y no es para menos si se tiene en cuenta que se trata de titulaciones no universitarias dependientes de la Consejería de Educación, aunque la LOGSE equipare sus titulados a licenciados, a todos los efectos (oposiciones y doctorado), lo que asfixia a los conservatorios superiores al contar sólo con una financiación similar a los centros de secundaria. Por si fuera poco Nieto ha lanzado la piedra en los prolegómenos de las elecciones a rector, convocadas para el mes próximo. En declaraciones a este periódico, Nieto señala que "está dando todos los pasos para que estos grados superiores sean títulos universitarios, como cualquier ingeniería", en un giro "pionero" para acabar con un "agravio histórico". En los últimos meses, se ha reunido con los directores de los conservatorios superiores valencianos, que integran la comisión académica, junto con el vicerrector de Cultura, Fernando Aranda, que se postula como futuro decano, y otros profesores, y adelanta que el consejero de Educación, Esteban González conoce desde hace cuatro meses su proyecto de implantar "para el próximo curso" la que sería la facultad número 17 de la universidad. "El conseller está encantado con el proyecto", según Nieto, que tiene previsto entrevistarse este miércoles con Esteban González Pons para presentarle el primer "anteproyecto" de memoria del centro. Nieto asegura que su propuesta es viable, recordando el precedente de Bellas Artes, hace ahora 25 años. Expertos consultados señalan que la idea de Nieto requeriría modificar la legislación vigente. Nada menos que la LOGSE y la LOCE. Cualquier comunidad autónoma puede proponerlo al Ministerio de Educación, si existe voluntad política. El rector en funciones pretende que el Gobierno valenciano apruebe la memoria, pero antes el Consejo de Coordinación Universitaria (estatal) y el Interuniversitario (autonómico) deberán emitir informes no vinculantes. Después, una orden ministerial debería recoger en el catálogo de titulaciones estas enseñanzas y transferir el personal de la Consejería a la universidad, como ocurriera con Bellas Artes. La Politécnica imparte desde hace tres años un doctorado en Música muy solicitado por profesores del Conservatorio, cuya primera promoción está a punto de salir.

Los conservatorios se muestran satisfechos con la idea, pero no saben cómo se plasmará

La idea de Justo Nieto cuenta con la aquiescencia de los tres centros superiores de música, teatro y danza ubicados en el campus de Vera. Julia Oliver, directora del de Música, abunda en las ventajas de los alumnos, que podrían disfrutar de becas universitarias, y en una mejor financiación para un centro con una dotación actual "más que insuficiente". Cerca de 500 personas estudian en un conservatorio con carreras distintas para más de veinte instrumentos, dirección de orquesta, coro, composición o pedagogía. Sobre cómo se estructuraría esta diversidad, si en bloque o en en único plan de estudios con líneas de intensificación, Oliver elude pronunciarse: "No hemos entablado conversaciones plan por plan, sino que hemos hecho una declaración de principios". Sorprendentemente, también el Conservatorio de Música de Castellón ha reconocido reuniones con el rector y se quejan de la escasez de recursos: 36.000 euros anuales. El profesor del Conservatorio Superior de Música de Valencia Joan Cerveró celebra la integración universitaria pronosticada: "No tenemos ni orquesta, ni coro, ni auditorio, apenas si nos llega para luz y agua", subrayando los retos para el personal, a los que se les exigirá reciclarse. "Y no todos están por la labor".

Para Leopoldo García, director de la Escuela Superior de Arte Dramático (ESAD) de Valencia la creación de una facultad "es una necesidad y una urgencia porque con el Espacio Europeo de Enseñanza Superior será más difícil integrarse". La mayoría de países de Europa atienden estas carreras en universidades de las Artes, mientras que en Valencia, el crecimiento de la ESAD "está anclado": sólo es posible estudiar una de las cuatro opciones de Interpretación, que a su vez es una de las tres especialidades del plan de estudios. Una facultad posibilitaría para García todos los planes de estudios. Micaela Torres, directora del Conservatorio de Danza, asegura que la danza será universitaria y que el plan de estudios actual se puede extrapolar sin mayores dificultades por su estructura de créditos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de enero de 2004