Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ola de frío en EE UU y las bajas existencias disparan el precio del crudo

La ola de frío que está azotando estos días el noroeste de EE UU elevó ayer en más de un dólar la cotización del crudo en el mercado de Londres y en casi dos en el de Nueva York, hasta rozar los 31 dólares y superar los 35, respectivamente. El incremento de los precios se debió (además de por el aumento del consumo por las bajas temperaturas) al bajo nivel de existencia de crudo en el mercado estadounidense, el mínimo en 28 años. De momento, se prevé que el intenso frío continúe al menos una semana más y, por tanto, que las reservas sigan en mínimos.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió en su último informe publicado el jueves de que el descenso de las existencias está provocando una mayor volatilidad en el mercado petrolero y que los consumidores están más indefensos frente a estas oscilaciones. La AIE ha advertido de que si llegase a haber un imprevisto en el mercado, un incidente que pudiese afectar al suministro, los precios se dispararían por las nubes.

El mensaje de la agencia está claramente dirigido hacia la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) que se reunirá el mes próximo en Argelia para decidir qué hacer con los niveles de producción petrolera. Ayer, fuentes cercanas al cartel señalaron que en principio está previsto dejar el nivel de extracción como está, es decir, en 24,5 millones de barriles diarios, y ver qué sucede hasta la próxima reunión prevista para marzo en Viena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de enero de 2004