Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva demanda a Microsoft por obstruir la competencia en música e imagen digitales

Microsoft vuelve a enfrentarse a problemas legales por su dominio aplastante en el mercado de los productos informáticos. Una de sus rivales, RealNetworks, presentó ayer una demanda civil contra la compañía presidida por Bill Gates en la que le acusa de forzar a los usuarios del sistema Windows a utilizar su programa de reproducción (que se regala con el sistema operativo) para poder descargar imágenes y sonidos en formato digital de Internet.

La denuncia se sustenta sobre los mismos elementos que el expediente que está en manos de la autoridad de la Competencia de la UE, en el que se acusa a Microsoft de integrar ilegalmente su programa de reproducción. RealNetworks pide a la justicia que se exija la "desvinculación" total del programa del Windows para que otros competidores puedan integrar se productos, como pretende la UE. Además, pide una compensación de 1.000 millones de dólares por los daños que ha sufrido por la sistemática violación de las reglas de la competencia federales.

La demanda reabrió ayer el complejo debate en EE UU sobre el comportamiento comercial de Microsoft frente a sus rivales en el mercado informático. RealNetworks considera que Microsoft está forzando a los fabricantes de ordenadores a dar prioridad a su programa Media Player en detrimento del RealOne Player. Microsoft se limitó a calificar la demanda de "desafortunada dada la intensa competencia en ese mercado".

Microsoft tiene pendiente ante los tribunales de EE UU una denuncia de Sun Microsystems, que pide una compensación de 30.000 millones de dólares. Microsoft ha llegado durante los últimos meses a acuerdos con empresas rivales y con cinco estados por los que tuvo que pagar más de 1.500 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de diciembre de 2003