Los observadores detectan irregularidades en los comicios

Rusia dispone ya de los medios humanos, técnicos y legales para organizar unas elecciones modélicas, pero los utilizó perversamente el domingo: éste es el duro mensaje, resumido sin ambages diplomáticos, que transmitió ayer la misión de observadores internacionales, coordinada por la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) y el Consejo de Europa (CE).

Las legislativas no sólo no estuvieron a la altura de las exigencias de la OSCE y el CE, sino que "cuestionan el deseo de Rusia de avanzar en dirección a elecciones democráticas de nivel europeo", afirmaba el comunicado difundido ayer en nombre de 500 observadores de 40 países. "Dado que los procedimientos de los comicios se llevaron a cabo de forma correcta desde el punto de vista técnico, es tanto más lamentable que la principal impresión del proceso electoral en conjunto sea la del retroceso de la democratización en Rusia", dijo Bruce George, presidente de la Asamblea de la OSCE. El funcionario señaló que a lo largo de la campaña se había registrado un "amplio uso del aparato y los medios de comunicación del Estado en beneficio de Rusia Unida, lo que socavó el principio de igualdad".

Más información
Dos suicidas chechenas causan la muerte de cuatro personas en pleno centro de Moscú

"Todos los Gobiernos utilizan sus ventajas, pero hay una línea invisible que no se puede atravesar sin poner en cuestión los principios de la democracia y el pluralismo", dijo George, según el cual Rusia cruzó esa línea. Los electores, además, fueron "engañados" y "confundidos" por las inclusión en las listas de muchos altos funcionarios que no tienen intención de ocupar el escaño, dijo David Atkinson, del Consejo de Europa. Rusia, que ingresó en esta organización en 1996, "tiene un largo camino que recorrer hacia la democracia", sentenció.

Los observadores hablaron de la evolución de las legislativas rusas desde 1999. En algunos aspectos, dijeron, ha habido mejora, pero en otros se ha producido un "parón" e incluso "una involución" del proceso democrático.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS