Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las denuncias de otros tres inmigrantes elevan a 10 la cifra de agredidos en el Poniente

El SOC también solicita la regularización de las víctimas por colaborar con la justicia

Otros tres inmigrantes se sumaron el lunes a la lista de marroquíes que han denunciado ante las fuerzas de seguridad haber sufrido agresiones en carreteras de la comarca del Poniente, en Almería, entre agosto y octubre. Con estas comparecencias, la cifra de inmigrantes que han presentado denuncia se eleva a 10, aunque el Sindicato de Obreros del Campo (SOC), la organización que ha sacado a la luz los ataques, cree que la cifra de víctimas es mayor y que los indocumentados no se atreven a formalizar la denuncia por temor a una expulsión.

La mayoría de los agredidos carece de papeles. "Hablamos de los conocidos, pero ¿cuántos no se conocen?", interpelaba ayer el responsable de temporeros y campo del SOC en Almería,Gabriel Ataya.

Las tres nuevas denuncias describen agresiones ocurridas el 28 de agosto, el 9 de septiembre y el 9 de octubre. Los tres inmigrantes coinciden en que el color del vehículo en el que viajaban sus agresores es negro, aunque no todos ofrecen la misma amplitud de detalles. En el primer caso, el inmigrante asegura que le apedrearon desde un coche mientras caminaba por el carril de servicio de la autovía que une Almería y El Ejido alrededor de 16.40.

Las denuncias de los otros dos marroquíes coinciden en el lugar de la agresión -una carretera próxima al barrio de El Canalillo, en El Ejido- y en el arma utilizada -una barra de hierro-, aunque ocurrieron con un mes de diferencia. Uno de los inmigrantes describe de forma somera a uno de los ocupantes del automóvil, mientras que el otro precisa el modelo del coche (un Peugot 206) y parte de la matrícula. El contenido de estas denuncias coincide en buena parte con las que ya se habían formalizado en los últimos días y que desembocaron en la detención de tres personas, con edades comprendidas entre los 18 y 22 años, el pasado viernes.

Los tres, vecinos de Berja y Adra, dos poblaciones de la comarca del Poniente, ingresaron en prisión preventiva el lunes por orden del Juzgado de Instrucción número 2 de El Ejido. Siete de los inmigrantes han acudido entre lunes y martes a las dependencias de la Guardia Civil de El Ejido para identificar a sus agresores a través de las fotografías facilitadas por los agentes, según el representante del SOC, Abdelkader Shasha.

Cuatro de ellos reconocieron a alguno de sus supuestos atacantes. "No todos pudieron identificarlos porque muchos fueron golpeados por la espalda", explicó Shasha. Un abogado del SOC se encargará de tramitar la regularización de los extranjeros agredidos por su colaboración con las fuerzas de seguridad. En esa misma línea se pronunció el lunes el defensor del Pueblo, José Chamizo, durante una reunión con miembros del mencionado sindicato y con los agredidos.

Aunque no se han practicado nuevas detenciones, el subdelegado del Gobierno en Almería, Francisco Laínez, aseguró ayer que la Guardia Civil está investigando el entorno de los tres encarcelados.

La ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, se congratuló ayer en una entrevista a Tele 5 de estas detenciones que consideró una respuesta "inmediata" a las denuncias del SOC. Palacio rebajó el alcance de las agresiones como hechos "puntuales". El Gobierno marroquí ha mostrado en los últimos días su preocupación por estos ataques que se han dirigido siempre hacia la comunidad marroquí.

Las asociaciones de apoyo a los inmigrantes valoraron y consideraron lógico que el Gobierno de Marruecos haya condenado las agresiones.

El presidente de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes (ATIME), Hannafi Hanza, señaló que esa condena "es un deber de Marruecos, que deber velar por sus compatriotas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de noviembre de 2003