Nacen los primeros bebés en la maternidad de O´Donnell, aún sin inaugurar

El Gobierno prevé inaugurar el hospital la próxima semana en un gran acto preelectoral

La maternidad de la calle de O'Donnell ya es una realidad, aunque los intereses políticos del Gobierno regional retrasarán la inauguración del centro hasta la próxima semana. Al menos cinco niños, dos de ellos por cesárea, nacieron ayer en la maternidad, que inició su actividad tras dos días de traslado desde el Gregorio Marañón. El servicio de neonatología funciona desde principios de semana y el hospital infantil empezó a operar hace ocho días.

El primer bebé alumbrado en la nueva maternidad llegó a este mundo por cesárea minutos después de las 13.00. Fue un varón, con un estado de salud excelente y de 2,580 kilos de peso. Su nacimiento rubricó la puesta en marcha de un nuevo hospital en la región, el primero íntegramente dedicado a los bebés y al tratamiento de las enfermedades del niño y la mujer.

Al menos cinco niños nacieron ayer en la maternidad, según fuentes del hospital. Tres lo hicieron a primera hora de la tarde, mientras se esperaba el nacimiento de otros dos en torno a las 19.00. El número de alumbramientos, sin embargo, podría aumentar con algún ingreso de urgencia a última hora de la tarde o primera de la noche.

El segundo bebé en nacer fue Jonathan, segundo hijo que Ricardo y Rosa, una joven pareja, traen a este mundo. "Es el primer varón. Ya tenemos una niña, que es tan preciosa como Jonathan", explicó ayer, orgulloso, el padre. La pareja estuvo en todo momento acompañada de un nutrido grupo de familiares: cuatro abuelos, dos tías, varias primas y otros allegados.

Ha sido necesaria toda una semana de traslado de los equipos de los servicios de la maternidad, de neonatología y de pediatría desde el colindante hospital Gregorio Marañón hasta el nuevo Materno Infantil.

Traslado escalonado

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Un traslado que se ha hecho de forma escalonada: "Primero hemos reducido al máximo la actividad de los servicios en su ubicación original, en el Gregorio Marañón. Luego hemos emprendido el traslado de los equipos, utilizando UVI móviles cuando ha sido necesario y derivando enfermos a otros hospitales. Finalmente, ya en el nuevo Materno Infantil, estamos incrementando la actividad gradualmente y alcanzaremos el pleno funcionamiento en los próximos días", explicó ayer el coordinador de la nueva maternidad, Luis Ortiz.

La semana pasada entró en funcionamiento el hospital infantil de la calle de O'Donnell, con decenas de niños atendidos e intervenidos quirúrgicamente. A principios de semana se mudó el equipo de neonatología. Ocho bebés fueron trasladados en el interior de incubadoras con la ayuda de UVI móviles. Todos ellos superaron la experiencia sin problemas.

El último servicio en entrar en funcionamiento ha sido la maternidad. El traslado llevó dos días (el martes y miércoles pasados) durante los cuales el hospital ha derivado a otros centros 30 partos. Cada día nacían en el Gregorio Marañón unos 15 bebés.

El Gobierno regional, del PP, está dispuesto a exprimir políticamente la apertura del Materno Infantil a cuatro semanas de las elecciones autonómicas del 26 de octubre. Sanidad está pendiente de la inauguración oficial, que se realizará previsiblemente la próxima semana. Será el segundo acto de este tipo que vivirá el hospital en unos pocos meses. El pasado 6 de mayo, también a pocas semanas de las anteriores elecciones regionales, el presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, encabezó un acto para "recepcionar el edificio" de las empresas constructoras.

El Materno Infantil está dotado con 313 camas, atenderá a una población de un millón de personas y ha costado 92 millones de euros, parcialmente financiados por la Unión Europea. El moderno edificio es obra del arquitecto Rafael Moneo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS