ICV defendía un tren a 200 kilómetros de coste tres veces menor que el del AVE

El AVE circulará a 200 kilómetros por hora, como máximo, y a una velocidad media de 175 kilómetros por hora. Es lo que reclamaba el portavoz de ICV en el Parlament, Joan Boada. No lo hacía solo, pero casi. Ni siquiera tenía detrás a todo su partido. Enfrente tenía a todos los demás.

Boada sostenía, amparándose en informes de ingenieros y economistas, que ni España ni Cataluña necesitaban un tren que circulara a 300 kilómetros por hora y que era suficiente una velocidad máxima de 200 kilómetros. Y además, esgrimía, esta solución supone reducir el coste a un tercio de lo previsto y es menos agresiva para el medio ambiente.

La línea del tren de alta velocidad exige curvas muy abiertas, de lo contrario debe reducir drásticamente su marcha. Exactamente lo contrario que hacen los trenes pendulares, que basculan y se adaptan a las variaciones del trazado.

Más información

Un estudio del grupo L'Esbornac, en el que hay ingenieros ferroviarios, ha realizado un estudio sobre un recorrido hipotético cubierto entre Barcelona y París por un AVE y por un tren pendular prácticamente por la vía actual con algunos ajustes. El AVE tiene una velocidad punta de 350 kilómetros por hora y media de 220 kilómetros. El tren pendular alcanza los 240, pero su velocidad media es de 160. El AVE sale de Barcelona y llega a Perpiñán. En el mismo periodo de tiempo, el tren pendular alcanza La Jonquera. Pero en el trayecto hasta Nimes la diferencia casi se anula, porque la vía no permite circular a más de 160 kilómetros y en ese tipo de vía (real y sin previsión de cambios a 20 años vista) el pendular es más rápido. El AVE vuelve a cobrar ventaja en el trayecto entre Nimes y París. Pero no mucha, porque su velocidad máxima no será de 350 kilómetros ya que la vía no permite superar los 300. El pendular circulará a 240 kilómetros por hora.

La diferencia de tiempo, afirma L'Esbornac, es escasa (menos de una hora), pero la diferencia de coste es inmensa. Por cada euro que se necesita invertir en el pendular, hay que gastar tres en el AVE. Otros autores aumentan la diferencia. Philippe Rouvillois, inspector general de Finanzas en Francia, considera que es de un euro para el pendular y 12 para el AVE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción