Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV cree insuficiente la subvención oficial incluso para sus gastos básicos

La UPV considera que la subvención para gastos corrientes que recibe del Departamento de Educación ni siquiera alcanza para cubrir sus gastos de personal y que el conjunto de su financiación es "claramente insuficiente", incluso para pagar "los gastos indispensables para su normal funcionamiento". El Consejo de Gobierno de la universidad pública analizó ayer de nuevo la complicada situación financiera de la institución, que ha abierto en los dos últimos años un conflicto entre el Rectorado y la consejería que encabeza Anjeles Iztueta.

El Consejo aprobó prácticamente por asentimiento la liquidación del presupuesto de 2002, que se cierra con un déficit de más de 8,2 millones de euros, que la UPV atribuye de forma directa a la insuficiente financiación prevista por la consejería para los complementos salariales al profesorado, y no a "una deficiente gestión universitaria". Ésta es la acusación que la consejería ha hecho en diversas ocasiones al equipo de Manuel Montero.El cierre del ejercicio con déficit motivará la pérdida automática de una subvención de dos millones de euros que el Ministerio de Educación comprometió a las universidades españolas para fomentar el equilibrio presupuestario, aunque el equipo rectoral confía en no perderla, informa Vasco Press.

La UPV recordó ayer en un comunicado que el Departamento de Educación estableció para el pago de los complementos salariales un total de 3 millones de euros tanto en 2001 como en 2002, mientras que su coste real ascendió el primer ejercicio a 8,4 millones y a 7,65 millones el segundo. La diferencia entre su coste y la financiación recibida del departamento asciende, por tanto, a 10 millones de euros. Al ser el déficit final casi dos millones de euros inferior, la institución recalca que su gestión ha sido "incluso capaz de aminorar ese tremendo efecto". La liquidación de las cuentas será ahora remitida al Consejo Social para su aprobación definitiva.

Vista esta situación, la institución académica apostó por llegar a un acuerdo con el Ejecutivo que permita cerrar un plan de financiación "estable y sólido" para la universidad pública.

El Consejo de Gobierno analizó también la Memoria de Necesidades para el próximo ejercicio, documento que cifra en más de 287 millones de euros los recursos que la UPV precisa, lo que supone un aumento del 6,94% anual. La universidad ha ido prorrogando anualmente sus cuentas desde el año 2000, cuando su presupuesto ascendió a 220,2 millones de euros.

Fuentes del Rectorado reconocieron ayer que el equipo de Montero no se ha planteado siquiera hacer un nuevo presupuesto para el año entrante por la imposibilidad de equilibrarlo si no hay un nuevo acuerdo con el departamento. Ambas partes formaron en su día una comisión para resolver el conflicto de los complementos, que hasta ahora no ha logrado cerrar un acuerdo definitivo al respecto.

Representantes de los estudiantes y los sindicatos consideraron en la reunión del Consejo que la Memoria de Necesidades recoge sólo unos mínimos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de septiembre de 2003