_
_
_
_
_

Matas confirma el fin de la 'ecotasa' balear en el mes de octubre

La comunidad pide donaciones a empresas para compensar la pérdida de este ingreso

La ecotasa de Baleares, el impuesto medioambiental para turistas aprobado por el anterior Gobierno de Francesc Antich, del PSOE, que se empezó a cobrar -con una media de un euro por persona y día- en mayo de 2002, se derogará en octubre próximo tras una votación parlamentaria, según ratificó ayer el nuevo mandatario regional, Jaume Matas, del PP, ex ministro de Medio Ambiente.

Matas, que ganó las elecciones por mayoría absoluta en junio de 2003, haciendo bandera de la retirada de la ecotasa, no logró una vía legal para anular el cobro del impuesto, durante este verano, por la necesidad de aprobar por ley la derogación del tributo. El Gobierno del PP tiene recurrida la ley ante el Tribunal Constitucional, que levantó la suspensión de su aplicación en un auto provisional.

El presidente balear, una vez en el poder, ha intentado convencer al lobby de empresarios turísticos y a los grandes mayoristas alemanes e ingleses -que coinciden en su rechazo a este impuesto- para que hagan donaciones monetarias para un fondo medioambiental, que cubrirá "los objetivos y filosofía" de la novedosa y polémica medida tributaria derrotada en las urnas: la mejora y preservación de las reservas naturales y las zonas turísticas.

Desde mayo de 2002 hasta octubre de 2003 la recaudación de la ecotasa puede suponer un ingreso para Baleares de más de 70 millones, en año y medio de cobro. En 2003 el Gobierno del PP usará fondos del impuesto por las aportaciones de turistas de cerca de 50 millones, según distintas fuentes no gubernamentales.

El ex presidente Antich sostiene que Matas "se ha puesto de rodillas ante media docena de poderosos de siempre", manifestando el rechazo del PSOE a la medida.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_