LA POSGUERRA DE IRAK

Ana Palacio: "No es el momento para cambiar la cadena de mando"

La ministra española de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, considera que no es momento de enviar una fuerza pacificadora de la ONU a Irak ni de cambiar la cadena de mando en el país del Golfo Pérsico. "No es el momento apropiado para cambiar la cadena de mando en Irak", afirmó ayer la ministra al término del encuentro que mantuvo en Nueva York con el secretario general de la ONU, Kofi Annan.

Ana Palacio afirmó que el atentado contra la sede de la ONU en Bagdad ha abierto un proceso de reflexión en el seno del Consejo de Seguridad que podría concluir en la aprobación de una nueva resolución. "La comunidad internacional, después de este ataque terrorista [contra el hotel Canal], debe, puede y desde luego España es favorable, complementar y desarrollar la resolución 1.483 y darle toda su potencialidad". No obstante, Palacio no señaló en qué sentido debería desarrollarse la resolución.

Más información

Estados Unidos trata de impulsar esa nueva resolución con la que pretende lograr el apoyo de otros países en materia financiera y con el envío de tropas adicionales. La ministra española resaltó que "España está colaborando de manera activa" en los trabajos para elaborar un proyecto de resolución que, según avanzó, no deslegitimará la anterior, que otorgó el control de Irak a las fuerzas de la coalición. "La complementará y enriquecerá", aseguró.

En la línea defendida por Washington, Palacio se mostró partidaria de la creación de un fondo financiero para Irak, donde todos los países que lo deseen puedan hacer contribuciones vinculadas a proyectos específicos. "Ese es el planteamiento que estamos debatiendo con los demás organizadores y participantes" de la Conferencia de Donantes que se celebrará a finales de octubre en Madrid, con la que se tratará de captar apoyo financiero para Irak, y a la que Kofi Annan ha confirmado su asistencia.

La ministra recalcó la necesidad de enviar mensajes claros a la población iraquí. "El Consejo de Gobierno iraquí tiene dos retos fundamentales: elaborar una Constitución y crear un marco electoral que permita al pueblo iraquí elegir a sus representantes". Resaltó también que el ataque que sufrió el pasado miércoles la brigada española en Diwaniya no provocará, según Palacio, un replanteamiento de la presencia española. "El compromiso de España con la reconstrucción de Irak, con el llamamiento a la seguridad y estabilidad del país, es firme y se mantiene", comentó.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de agosto de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50