Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos niegan que Sanidad haya implantado las 35 horas

La Consejería de Sanidad y los sindicatos profesionales del sector -el de médicos CESM, el de enfermería SATSE y el de auxiliares SAE- salieron ayer de la reunión de la Comisión de Seguimiento del Plan de Calidad tan distanciados como habían entrado, según las declaraciones efectuadas por una y otra parte durante toda la tarde. Estos tres sindicatos son los que convocaron la huelga en la sanidad pública los pasados días 10 y 11 de este mes, que obligó a suspender el 15% de las intervenciones quirúrgicas programadas en esas fechas.

Así, mientras Sanidad destacó los avances logrados y anunció que en octubre empezará a aplicarse la jornada de 35 horas en el sector, los tres sindicatos replicaron que "nada de eso" había sido decidido en la reunión, y arremetieron contra los actuales responsables de Sanidad. "Han llegado a la reunión sin ninguna nueva propuesta, y de las 35 horas sólo han sido capaces de proponer una nueva reunión para septiembre", criticó el responsable autonómico de SATSE, José María Porras.

El consejero de Sanidad, Alfredo Macho, anunció en rueda de prensa que el Gobierno regional iniciará en octubre la extensión de la jornada laboral de 35 horas a todos los centros sanitarios madrileños. Macho precisó que la medida costará 35 millones de euros y adelantó que las contrataciones serán acordadas en sucesivas reuniones con los sindicatos.

El consejero de Sanidad recordó también logros que, en su opinión, ha alcanzado su departamento en la aplicación del Plan de Calidad en los últimos meses, como el inicio de la homologación salarial o el primer borrador de proyecto de carrera profesional de los profesionales de la sanidad pública.

Rechazo sindical

El mensaje lanzado por los sindicatos fue totalmente distinto. Éstos acusaron a los responsables de "incapaces de avanzar un milímetro en la resolución de los graves problemas que amenazan a la sanidad pública", según Porras. Éste calificó de "muy difícil" el inicio de las 35 horas en octubre. "Según nuestros cálculos, los 35 millones de los que habla Sanidad son la mitad de los necesarios", añadió.

El sindicato médico CESM, por su parte, lamentó que "todos los avances estén sin concretar, pendientes de nuevas reuniones en septiembre", afirmó un portavoz. Éste reiteró que Sanidad sigue "sin dar la talla en lo referente al Plan de Calidad aprobado en 2002".

Rosa Catalina, de SAE, admitió que los responsables de Sanidad llegaron a la reunión "con mejor disposición" a alcanzar un acuerdo, pero lamentó que, "una vez más, sólo tengamos promesas encima de la mesa".

Los sindicatos reclamaron una reunión con el vicepresidente segundo del Gobierno regional, Luis Blázquez, para que medie en el conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 31 de julio de 2003