Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Apuesta por el recorte de impuestos

Francia y Alemania apuestan por las rebajas de impuestos como motor del relanzamiento económico, según los mensajes coincidentes expresados ayer por autoridades de los dos países, a lo largo de varios actos celebrados en París. El presidente francés, Jacques Chirac, lanzó su mensaje en el contexto de una expresión de fe en el liberalismo, ejercida ante los asistentes al bicentenario de la Cámara de Comercio e Industria de París.

El presidente francés informó a su auditorio de que "más de la mitad de los productos que se venden hoy en los Estados Unidos no existían hace cinco años" y les explicó rápidamente el porqué: la clave está en la "energía de los emprendedores", que necesitan ser animados con reducciones de cargas sociales y de impuestos.

Chirac recordó que su país ha rebajado en un 7% el impuesto sobre la renta (acumulando las reducciones del segundo semestre de 2002 y las del presente ejercicio) y esa tarea "continuará", según el presidente, que no precisó la cuantía.

En otro lugar de la capital francesa se celebró la reunión número 31 del comité de coordinación franco-alemán. A su término, el ministro alemán de Economía, Hans Eichel, afirmó que el presupuesto de su país recogerá rebajas de impuestos, y ese mismo esfuerzo continuará en 2005. La precisión sobre 2004 se produce después de que el canciller alemán, Gerhard Schröder, anticipara el viernes pasado, desde Salónica, su deseo de adelantar las rebajas de impuestos previstas para 2005.

Tanto Eichel como su colega francés, Francis Mer, admitieron ayer que sus respectivas economías terminarán 2003 con crecimientos del PIB muy escasos, sin que ninguno de los dos se comprometiera a mencionar una cifra. Los dos responsables gubernamentales hablaron de abordar reformas estructurales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2003