Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las cucarachas subsistieron a la gran hecatombe

La exposición Dinosaurios carnívoros aporta un gran número de curiosidades. Por ejemplo: en la época de los dinosaurios ya existían las cucarachas. Ellas sobrevivieron a la gran hecatombe que borró casi toda forma de vida de la faz de la tierra. Ellos no.

Otra pregunta que hace reflexionar al público es: ¿por qué desaparecieron los dinosaurios? Aunque aún no hay una respuesta cierta, la hipótesis más verosímil es que sucumbieron tras el choque de un enorme meteorito contra la Tierra. El impacto fue tan brutal que levantó toneladas y toneladas de polvo sobre el cielo. Ese polvo denso cubrió todo el planeta y no permitió que llegase la luz del sol. Las especies más grandes, pero también las más vulnerables, desaparecieron. Hoy muchos científicos sostienen que si una guerra desatase un desastre nuclear, las cucarachas volverían a sobrevivir.

"Con esta exposición lo que queremos, ante todo, es mostrar de una forma lo más acercada a la realidad, cómo vivían los dinosaurios, en que ecosistemas se desenvolvían, cuáles eran sus proporciones reales", explicaba el director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo. Los responsables del museo granadino creen que esta muestra superará a todas las anteriores en cuanto a afluencia de público.

El hecho de que la exposición haya sido organizada conjuntamente con el Museo de Historia Natural de Londres le da, además, un marchamo de calidad y rigor. Muchas de las especies reproducidas lo han sido gracias a años de estudio.

Así, el visitante, puede encontrarse frente a inmenso ejemplar de triceratops,, una especie de antecedente del rinoceronte, aunque en lugar de un cuerno, poseía tres con los que poder defenderse del ataque implacable de tyranosaurius rex, su mayor enemigo. Del mismo modo puede contemplar una escena de caza por parte de un grupo de deinonychus atacando a un tenontosaurus que acaba de ser abatido.

Uno de los apartados de la exposición más llamativos es el de los reptiles vivos y auténticos que se encuentran en el terrario. Son algunos de los ejemplares más exóticos: varanos, tegús, clamidosaurios o tilicuas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de junio de 2003