Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS INSTITUCIONAL EN LA COMUNIDAD DE MADRID

El constructor Bravo controla el 70% del suelo de una zona donde la Comunidad hará 15.000 pisos

Euroholding explica en su memoria que tiene opciones de compra sobre terrenos estratégicos

Euroholding Corporación Financiera, el buque insignia de la constelación de empresas de Francisco Bravo Vázquez, el empresario que ayudó al diputado socialista desertor Eduardo Tamayo, muestra en su última memoria una satisfacción que va más allá del beneficio de 16 millones de euros. La empresa confía en un futuro aún más halagüeño: asegura que posee "derechos de compra sobre el 70% del suelo urbanizable en Villamanta, zona donde la Comunidad de Madrid va a invertir, a través de Arpegio, en la construcción de 12.000 viviendas, y a nivel estatal se ejecutarán 3.000 más".

La ambición de Euroholding Corporación Financiera se explica meridianamente en su memoria correspondiente a las cuentas de 2001. "La empresa ha realizado diferentes inversiones en distintos ámbitos geográficos con objeto de su transformación y posterior venta o arrendamiento", señala.

En esta línea, la empresa explica que va a desarrollar a corto y medio plazo "manzanas de suelo urbanizado para su inmediato desarrollo adjudicatario en diferentes modalidades de diseño dentro de la tipología residencial unifamiliar".

Las ubicaciones seleccionadas por Euroholding tienen un denominador común: "Son localidades en las que se prevé un progresivo desarrollo exponencial por tratarse de municipios en franca evolución como localidades residenciales destinadas a albergar viviendas de tipología unifamiliar intensiva y semiintensiva como de población flotante proveniente de conjuntos urbanísticos como colectivos de las aledañas ciudades de Móstoles, Alcorcón y Fuenlabrada".

Euroholding detalla dónde ha puesto sus tentáculos y por qué: "En esta línea, la empresa ha seleccionado localidades que cumplen con este requisito de desarrollo exponencial como Sevilla La Nueva y Villamanta, así como otras en las que dicho desarrollo ya es un hecho contrastado como Arroyomolinos y Villaviciosa de Odón".

A renglón seguido, la empresa saca pecho al mostrar sus poderes terrenales y su dominio del futuro: "En este sentido, la sociedad posee en la actualidad derechos de compra sobre el 70% del suelo urbanizable del término municipal de Villamanta, localidad que dista siete kilómetros de Navalcarnero, zona estratégica donde la Comunidad Autónoma de Madrid va a invertir, a través de Arpegio, en la construcción de 12.000 viviendas y a nivel estatal se ejecutarán otras 3.000 viviendas más por medio de de la Sociedad Estatal de Promoción y Equipamiento de Suelo (SEPES)".

En el repaso de lo ya hecho, cita lo siguiente: "En la actualidad, la empresa cuenta con tres promociones, dos de ellas en Sevilla la Nueva: Residencial El Caño (14 viviendas unifamiliares); y Condado de Villamanrique (28 viviendas unifamiliares), que estando totalmente terminadas están en fase de entrega a los clientes".

Precisamente en Sevilla la Nueva, el constructor Francisco Bravo Vázquez apadrinó una operación política para impedir el acceso a la alcaldía del PSOE mediante un pacto entre concejales independientes, imputados por corrupción relacionada con asuntos urbanísticos, y el PP. Bravo Vázquez hizo de intermediario del acuerdo político ante el secretario general del PP en Madrid, Ricardo Romero de Tejada. Finalmente, el rechazo de los concejales populares a pactar con los independientes desbarató la operación.

Pisos en Sevilla la Nueva

Euroholding ha construido en ese municipio viviendas que promovía Ángel Batanero, ex alcalde del PP imputado por la fiscalía de Madrid por favorecer supuestamente sus intereses privados inmobiliarios. Uno de los compradores de las viviendas construidas por Euroholding y vendidas por Batanero fue el ex diputado del PP, Luis Fernando Bastarreche.

Pero la sombra de esta gran empresa se proyecta también sobre otros municipios. "Se están comercializando en Villamanta el Residencial Ducado de Mantua (25 viviendas unifamiliares), con un grado de ejecución del 42%., y que ha tenido una gran acogida en el mercado con tan sólo haber haber efectuado una inserción publicitaria en el programa de festejos de la localidad".

El milagro de esta sociedad es notable: casi 16 millones de euros con una plantilla de de tres personas: dos administrativos y una persona denominada "mano de obra directa", según se explica en su memoria.

La sociedad, no obstante, tiene deudas a largo plazo, casi 18 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de junio de 2003