Reportaje:

Elche exporta su Palmeral a Bahrein

El monarca del Emirato envía un consejero para copiar el modelo de gestión de los huertos ilicitanos

El Palmeral de todos los palmerales de Europa, el que sostiene la estructura de una ciudad como la de Elche, se ha convertido en referente de supervivencia y modernidad para sus antepasados de Oriente Próximo. El oasis creado en Elche, y galardonado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, ha hecho que los responsables de los huertos de palmeras de la península arábiga lo tomen como ejemplo y modelo para preservar su futuro.

La monarquía de Bahrein, en el Golfo Pérsico, teme que su patrimonio en palmeras sucumba a la "presión urbanística y a la construcción de viviendas en aquellos lugares donde antes se asentaban las palmeras", según explicó ayer el representante de la casa real del emirato, Ma'Amoon K. Almoayyed. El denominado "país del millón de palmeras" corre peligro de convertirse en el país del millón de rascacielos, al abrigo de los beneficios que ofrece el subsuelo desértico de este joven país, que flota sobre petrodólares.

Para evitar la desaparición del Palmeral más antiguo del mundo, que se remonta al 5.000 antes de Cristo, las autoridades recogerán la experiencia de Elche en preservación e integración de las palmeras en su estructura urbana.

Almoayyed, de visita en la ciudad, quedó sorprendido de la solución hallada en Elche, que permite la cohabitación entre la ciudad y la palmera, "en cómo se ha integrado en sus parques y en sus calles" y del "grado de conciencia de los ciudadanos de la ciudad por preservar este patrimonio". El representante de la monarquía de Bahrein quedó entusiasmado con el respeto de los habitantes de Elche por la palmera, a la que consideran seña de identidad de su cultura e historia.

El representante del Príncipe heredero del emirato explicó que la situación de la ciudad de Elche y su estructura guardaban claras coincidencias con la capital de Bahrein. La capital árabe, Manama, en pleno proceso de ordenación urbana, supo de la existencia de Elche a través de la oficina técnica "de origen francés, que conocía muy bien Elche", apuntó. Su similitud motivó el viaje.

"De momento, no se ha establecido ningún contacto directo, ni acuerdo, sólo queremos conocer la experiencia de la ciudad", explicó Almoayyed. Este primer contacto continuará en un futuro próximo y unirá a los dos puntos geográficos en un mismo objetivo: salvar el palmeral. El Ayuntamiento de Elche ha ofrecido toda la información sobre la gestión de las más de 60.000 palmeras que conforman este Patrimonio de la Humanidad.

En este sentido, el alcalde en funciones, y vencedor en los últimos comicios, el socialista Diego Macià, aseguró que Bahrein contaría con la colaboración de los equipos técnicos de Elche. "Hay dos elementos fundamentales para la preservación del Palmeral de Elche y que les puede servir, apuntó el alcalde. En primer lugar la creación de un vivero, para rejuvenecer su parque de palmeras y asegurar su futuro. También es necesario establecer un marco legal que permita a las autoridades la adquisición de los huertos de palmeras y la protección de cada uno de sus ejemplares".

El Patronato del Palmeral de Elche es el que rige las autorizaciones de tala de ejemplares enfermos o muertos y las nuevas plantaciones. La creación de un órgano similar en Bahrein será determinante para el futuro de cada ejemplar del millón de palmeras.

Además, para Bahrein es importante el rédito económico obtenible de la palmera. Para ello, el responsable del vivero ilicitano es Michel Ferry, el director de la Estación Phoenix, centro de desarrollo de la planta de la palmera, que prestará su colaboración.

Ferry apuntó que el objetivo de mantener en Barheim las palmeras está ligado a que se logre un resultado económico, en relación al dátil como producto fundamental. El responsable de la Estación señaló que la monarquía de Bahrein "ha apostado más en los últimos años por la cantidad que la calidad, hasta que ha llegado a un punto de no poder vender nada". La intención de las autoridades de Bahrein es lograr una producción datilera que pueda ser competitiva en el mercado internacional, debido a su calidad y no al gran número de ejemplares de palmeras. Ferry mostró ayer al delegado del monarca los proyectos de investigación para obtener palmeras más rentables. Elche salda, con esta colaboración, su deuda histórica con el origen de su patrimonio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 02 de junio de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50