_
_
_
_
ES EL MOMENTO DE... | PROPUESTAS

El banquete de Aranda

Menús en los asadores a 30 euros, visitas guiadas a las bodegas subterráneas, teatro callejero. Aranda de Duero, en Burgos, celebra las III Jornadas Gastronómicas del Lechazo Asado. Un festín.

Aranda de Duero será una fiesta en honor a su plato más típico: el lechazo al horno. Del 14 al 29 de junio, estos corderos lechales - que cuentan con indicación geográfica protegida como garantía de calidad- serán protagonistas en los asadores especializados de la ciudad. Los fines de semana se ofrecerá a los visitantes un menú completo al precio cerrado de 30 euros; todo ello regado con los excelentes vinos de Ribera del Duero, característicos de esta zona.

La tradición del asado castellano en Aranda es ancestral. Se trata de una técnica única que utiliza un horno de leña a 180 grados. El cuarto de lechazo se introduce en cazuela de barro, cubierto por su propio epiplón (telilla de grasa que lo recubre), y se añade un poco de agua y sal. La habilidad de los maestros asadores hace el resto para que la carne quede tierna, jugosa y con la piel churruscada.

Una de las grandes peculiaridades de esta villa, a 150 kilómetros de Madrid, son las bodegas subterráneas centenarias que, excavadas en piedra, horadan el centro. Todas ellas abrirán sus puertas a los visitantes que quieran conocerlas. Serán además escenario perfecto de dramatizaciones en las que se representarán la construcción de las bodegas (que datan del siglo XII) y cómo los vinateros de la zona se dieron cuenta de que el vino mantenido allí no se avinagraba. Estas cuevas, de 12 metros de profundidad y una extensión de seis kilómetros, formaban un laberinto subterráneo en aquel entonces que recorría toda la villa. También habrá salidas programadas a bodegas de Ribera del Duero; por ejemplo, Torremilanos, que cuenta con un atractivo hotelito con vistas a las viñas. En pleno casco antiguo -plaza del Trigo y calle de Isilla- habrá actuaciones todos los días, a partir de las doce de la mañana, con charangas de las peñas de las bodegas. Además, cuentacuentos gastronómicos, música, danza, casetas de artesanos y visitas guiadas a monumentos (como las iglesias de San Juan Bautista o Santa María la Real). Todo un festín gastronómico y cultural, en el que no faltarán las típicas dulzainas ni los tamboriles.

- Oficina de turismo: calle de la Sal, s/n (947 51 04 76).

- Más información: www.ayaranda.es.

Los hornos de leña alcanzan una temperatura de 180 grados.
Los hornos de leña alcanzan una temperatura de 180 grados.PACO SANTAMARÍA

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_