Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo de creadores critica la "censura" sobre el libro editado por Tey

Un grupo de "creadores y promotores culturales" ha suscrito un manifiesto en el que defiende la libertad de expresión y rechazan que el relato El violador, del libro Todas putas, sea "apología de cualquier tipo de violencia". Los firmantes, entre los que figuran los académicos Antonio Muñoz Molina y Pere Gimferrer, califican de "artificial" la polémica sobre el libro de Hernán Migoya publicado por la editorial de la que es copropietaria la directora del Instituto de la Mujer, Míriam Tey. También muestran su "tristeza" porque la sociedad "parece no ser capaz de distinguir entre una obra creativa y su autor".

Los más de 130 firmantes consideran que la retirada del libro por su editorial es "un acto de cobardía que parece dar la razón a quienes han promovido uno de los actos represores y reaccionarios por excelencia: la censura". "Ante la posibilidad de que lo ocurrido en los últimos días sea tan sólo el germen de una nueva 'caza de brujas' al más puro estilo fascista, queremos reivindicar la libertad de expresión y de difusión de las obras creativas", concluyen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de mayo de 2003