Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La elección para el nuevo rector de la Complutense convoca a más de 100.000 votantes

Los más de cien mil miembros de la comunidad académica de la Universidad Complutense de Madrid, entre profesores, alumnos y personal de administración y servicios, están llamados hoy a las urnas en la Universidad Complutense de Madrid para elegir a un nuevo rector en sustitución de Rafael Puyol, que ha ocupado el cargo durante ocho años. Será la liza electoral más democrática de todas las que ha habido en la mayor universidad española al aplicar, por primera vez, el sistema de sufragio universal ponderado establecido en la Ley Orgánica de Universidades que dará derecho a voto a 93.000 alumnos, 3.300 trabajadores de administración y servicios, y unos 6.000 profesores frente a anteriores convocatorias en las que sólo podían votar los 600 integrantes del claustro.

Para las votaciones de esta primera vuelta -la segunda será el día 29- se ha instalado en cada centro (20 facultades, 6 escuelas universitarias y 14 centros adscritos) una mesa por sector, salvo en la Facultad de Ciencias de la Información, de Económicas y Empresariales y de Derecho, en las que hay dos para los alumnos por su elevado número.El sistema de sufragio universal ponderado establece que el voto de cada sector de la comunidad universitaria tenga un peso determinado. En este caso, el voto del profesorado funcionario doctor de la Complutense supone el 51%; el voto del alumnado, el 25%; el del PAS el 12% y el otro 12% corresponde al resto de profesorado (no funcionario).

A estos comicios concurren seis catedráticos (Miguel Angel Alario, Carlos Berzosa, Teodoro González Ballesteros, José Iturmendi, Francisco Parra Luna y Manuel Rodríguez) que aspiran al rectorado de la Complutense, que, con casi 93.000 alumnos, es la mayor universidad de España en enseñanza presencial.

En general, los seis candidatos han valorado el sufragio universal porque facilita una mayor participación en la elección de rector, aunque algunos de ellos han recordado las dificultades para hacer llegar su mensaje a una comunidad universitaria tan amplia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 2003