Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia, Francia y Alemania apoyan la resolución de la ONU para Irak

Francia, Alemania y Rusia -los tres países más opuestos a la guerra- votarán a favor de la resolución presentada en Naciones Unidas sobre la posguerra en Irak. "Los países de la coalición, Estados Unidos, Reino Unido y España han vuelto a Naciones Unidas de lo cual nos alegramos", explicó anoche el ministro francés de Exteriores, Dominique de Villepin, sentado junto a los jefes de la diplomacia rusa y alemana, Ígor Ivanov y Joschka Fischer respectivamente.

Según el ministro francés, el texto que actualmente se encuentra sobre la mesa del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas es el fruto de "un compromiso" y aunque no responde por completo a los deseos de Francia, Alemania y Rusia, los tres se han comprometido a votarlo con "espíritu constructivo y abierto". Este compromiso se debe, según el ministro francés, al esfuerzo de todos.

Este anuncio se hizo ayer a las diez de la noche en la sede del Ministerio francés de Exteriores, cuando los tres ministros llegaron tras entrevistarse en el Palacio del Eliseo con el presidente de Francia, Jacques Chirac.

Hacia los 13 votos

Según De Villepin, el acuerdo adoptado permitirá que el texto propuesto por los estadounidenses obtenga un gran apoyo en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y debe de servir de palanca para iniciar el proceso hacia la normalización de Irak. No obstante, De Villepin añadió que transcurrido un año desde que la resolución sea adoptada por el Consejo de Seguridad, se revisará otra vez la situación. Asimismo, De Villepin consideró que este paso puede ayudar también a volver a lanzar el proceso de paz en Oriente Próximo para intentar la estabilidad en la región. La resolución, a expensas de la decisión de China y Siria, más inclinados a la abstención, podría contrar con 13 de los 15 votos.

Los ministros ruso y alemán corrobaron los puntos de vista expresados por su colega francés, que en todo momento actuó como portavoz principal de la troika. A la pregunta de qué les ha llevado a aceptar finalmente la resolución afirmaron que se trata de defender "un papel central para la ONU" y que las mejoras introducidas en el texto son el producto de los contactos permanentes que vienen celebrándose entre las partes implicadas desde hace varios días.

La solución de este conflicto es vital para los tres países que más se opusieron a la estrategia de Estados Unidos, Reino Unido y España para intervenir militarmente en Irak. Fuentes de la presidencia francesa comenzaron el lunes a preparar a la opinión para cambiar de postura y de este modo despejar las últimas dificultades que existen para que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, participe en la cumbre del G-8, convocada por Jacques Chirac sin la tensión vivida entre ambas partes prácticamente desde el otoño pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 2003