Reportaje:ELECCIONES 25M | Las opiniones de los candidatos

La muralla conservadora

El PNV es el eterno aspirante en Laguardia. Una y otra vez se encuentra con la muralla conservadora, una y otra vez se queda a las puertas del Ayuntamiento frente a la sucesión de equipos de gobierno del PP. Javier San Pedro, hijo del histórico alcalde de la localidad de igual nombre, fallecido en 2000, es ahora el candidato popular a continuar la saga que ha gobernado esta localidad de la Rioja Alavesa desde 1979, con la única excepción de un mandato (1991-95). El actual primer edil, el también popular Cesar García de Olano, no alberga ninguna duda de que su formación va a volver a ganar: "No comulgamos con la tesis del PNV de que para ser ciudadanos tenemos que ser primero patriotas. Jamás nos consideraremos extranjeros en nuestra tierra por no aceptar su patriotismo".

El PNV intenta de nuevo el asalto a la hegemonía de los populares en Laguardia

Más información

La descarnada dialéctica política entre populares y peneuvistas está marcando profundos surcos en un pueblo que vive de los frutos de la tierra roja que rodea su ciudad amurallada. El enfrentamiento entre ambos partidos ha polarizado la batalla por el voto hasta el punto de que el resto de formaciones no cuentan prácticamente. Ni socialistas ni Unidad Alavesa llegaron a las 40 papeletas en las municipales de 1999 y la entonces EH se quedó en 74, y sin representación.

La poética y medieval imagen de la localidad que preside el pórtico de la iglesia Santa María de los Reyes, uno de los ejemplares más representativos del Gótico hispano del siglo XIV, es la cara de la moneda. La cruz le une al drama del País Vasco. Los seis concejales del PP deben ir protegidos a todas partes. Sus escoltas aguardan largas horas al pie de las viñas o aguantan desde las dos de la mañana hasta cuando haga falta junto al horno de la panadería, a 36 grados, para proteger al concejal que allí trabaja, y que ahora no vuelve a presentarse. "Si no estuvieran ahí nos limpian el forro. Si no fuera por esa razón, porque es verdaderamente dramático, la situación sería de risa", dice García de Olano.

El actual primer edil ha sido el puente entre el reinado de San Pedro desde 1979 hasta su muerte, con el paréntesis citado, en que el Ayuntamiento fue gobernado por otro cargo del PP, que luego marchó a Unidad Alavesa, y su hijo, el actual cabeza de lista.

"La muralla preserva mejor las tradiciones" dijo en su día San Pedro padre. Prácticamente desde esa muralla, el PP de Jaime Mayor Oreja, amigo personal del alcalde fallecido, inició su espectacular crecimiento en Álava y Euskadi, al pasar de dos parlamentarios en 1988 a 19 en 2001. De ser una minoría en Álava a gobernar en sus dos principales instituciones, el Ayuntamiento de Vitoria y la Diputación. Si en la Edad Media -Laguardia fue fundada en 1164 por Sancho VI el Sabio de Navarra- se combatía a Castilla lanzando aceite hirviendo desde las almenas, ahora el PP combate al nacionalismo con un discurso muy duro: "Arzalluz nos quiere convertir en palestinos viviendo en Israel, pero no se lo vamos a permitir", remacha García de Olano.

El candidato a alcalde del PNV, Agustín Irazu, considera que la previsible discusión sobre el plan Ibarretxe no va a ensombrecer el debate sobre los problemas municipales. Con la creencia de que pueden darle la vuelta a la situación y derrotar a los populares por cinco ediles a cuatro, Irazu intentará convencer a los ciudadanos de que es posible mejorar la gestión de las zonas de aparcamiento y completar la urbanización de Barbacana.

El aspirante nacionalista se muestra pragmático con respecto al vino y coincide con el PP en que hay que preservar la marca La Rioja como producto vendible. "Nos gustaría que la marca fuera Rioja Alavesa, pero se trata de vender y cobrar y hay que ser muy objetivo en esto", apunta.

El PP se muestra muy enfadado porque el proyecto de la ley del Vino que la Comisión Arbitral le ha paralizado al Gobierno cuando se encontraba en trámite parlamentario, quiere saltarse la competencia exclusiva de la Diputación alavesa. El paro en Laguardia, es casi simbólico y no llega al 2%, 32 personas según los datos del Eustat de marzo de 2002, de los que 19 eran mujeres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de mayo de 2003.