Cae la venta a China de componentes del calzado

La neumonía asiática corre el riesgo de convertirse en una nueva muralla china de dramática influencia sobre el comercio internacional. Un portavoz del sector de fabricantes de componentes del calzado anunció ayer una caída de las ventas al exterior que cifró entre el 8% y el 9% y que atribuyó esencialmente a la misteriosa enfermedad cuyo origen se sitúa en el Lejano Oriente.

Juan Carlos Soler, director comercial de la Asociación de Empresas de Componentes del Calzado (AEC), explicó ayer en Elche que la situación del sector es "muy delicada" debido a la drástica caída de las ventas a China, uno de los mayores productores de calzado del mundo, y a los países árabes, destinatarios de un 5% de la producción. Soler aseguró que las pérdidas por el descenso de ventas en los mercados del Medio y Lejano Oriente se elevan a unos 30 millones de euros.

Soler presentaba los objetivos del sector en la próxima feria Lineapelle, que se celebrará en Bolonia, Italia, a partir de mañana, y destacó la necesidad de abrir nuevos mercados para compensar la caída de ventas a China.

El sector de componentes del calzado ha registrado un espectacular crecimiento a lo largo de los últimos años en relación inversamente proporcional a la producción de calzado propiamente dicha. Las empresas de componentes producen desde suelas a cordones pasando por colas o herrajes.

El crecimiento del mercado chino ha sido paralelo a la llegada de productos chinos en el mercado europeo. Los fabricantes de componentes han llegado a plantearse la posibilidad de establecer grandes supermercados de componentes en China para servir a la creciente industria local. Pero la neumonía asiática no sólo ha provocado una caída inmediata de las ventas, también ha paralizado, por el momento, cualquier proyecto de expansión en el mercado de Lejano Oriente.

Empresarios del calzado auguran una segunda vertiente de los problemas derivados de la misteriosa enfermedad, que incidirá en una reducción de las importaciones de productos chinos que cubren los segmentos más baratos del mercado. El mismo problema amenaza con extenderse a otros sectores característicos, como el juguete.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS