LA PRECAMPAÑA ELECTORAL | La ofensiva del líder de la oposición

Zapatero acusa al Gobierno de servir a Bush y "despreciar" a los españoles

El líder del PSOE pide un "cambio de rumbo" en España

José Luis Rodríguez Zapatero aseguró ayer, en el primer gran acto electoral de la precampaña de las municipales, que el 25 de mayo se presenta a los españoles la oportunidad de elegir "entre gobernantes que nos respetan o que nos desprecian". Situó los próximos comicios como la antesala de unas elecciones generales porque "los españoles saben que ya no les sirve este Gobierno, que sólo podría servir a Bush. Y cuando no sirve, hay que cambiarlo".

Más información

Zapatero llenó prácticamente el aforo de 8.500 plazas del polideportivo Martín Carpena de Málaga, en un clima de entusiasmo, con cortes frecuentes de "presidente, presidente", por parte del público, que contribuyó a calentar el discurso del líder socialista. El líder del PSOE, que acudió a apoyar a la candidata socialista a la alcaldia de Málaga, María Bustinduy, hizo un discurso muy agresivo contra José María Aznar, a quien exigió que en su próximo encuentro con Bush le pida que "condene la muerte de José Couso".

Atacó especialmente el estilo de gobierno de Aznar en varias facetas. Primero porque "ha ido detrás de la sociedad", lo que ilustró con la reacción tardía de los ministros "que estaban cazando", frente a la marea negra en Galicia. Le acusó, en segundo lugar, "de hacer del engaño una política", como suedió con su negativa a reconocer la huelga general del pasado 20 de junio, con motivo del decretazo. Y por el "uso abusivo de las reglas del juego", donde recordó la "manipulación de la televisión pública, así como los 80.000 millones que se repartieron cien directivos de Telefónica, amigos del Gobierno, por las stock options".

En la misma línea de dureza contra el Gobierno le acusó de "ir en sentido contrario a los deseos de la opinión pública". Ahí recordó cómo el 90% de los españoles estuvieron en contra de la guerra y cómo el Gobierno hizo caso omiso de ello. "Al final, sólo se ha preocupado de asegurar los pozos de petróleo", e instó a los asistentes al mitin que en estas elecciones "también se decide de qué manera se entiende la democracia, pues este Gobierno ha actuado contra la voluntad de los españoles".

En su repaso crítico al Gobierno también atacó el "pésimo funcionamiento de los servicios púlicos". Antes se permitió bromear: "Como el PP dice que no se puede hablar del Prestige ni de la guerra, porque no quiere perder las eleciones, pues es el poder lo único que les interesa, pues hablararé de otras cuestiones".

Criticó a partir de esos momentos el mal estado de las carreteras con la proliferación de accidentes de tráfico; los retrasos del AVE; el precio de la política de la vivienda "que se ha duplicado". Y metió en el mismo saco "los 300 millones que ha costado el piso de Eduardo Zaplana

"La verdad es que no puede hablarse de nada positivo en este Gobierno los tres últimos años", dijo Zapatero embalado. Y recordó "la vocación por la ingeniería fiscal y financiera" del ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué; "la capacidad de diálogo" de la ministra de Educacion, Pilar del Castillo; "el ejemplo de política diplomática" de la ministra de Exteriores, Ana Palacio, que ya adelantó "como efectos positivos" que "con la guerra de Irak subió la Bolsa y bajaba el precio del petróleo". No faltó una acusación a los ex ministros de Interior Jaime Mayor y Mariano Rajoy por el aumento en España de la inseguridad ciudadana.

El líder socialista finalizó su intervención con un llamamiento a ganar las elecciones para efectuar en España un "cambio de rumbo" que "sirva para que se respeten las reglas del juego, exista una sensibilidad democrática y social, restauremos nuestra unión con Europa y no respaldemos jamás las políticas belicistas". "Un cambio de rumbo", añadió, "que respete la España plural, llamada a compartir y sin los fantasmas del miedo, de la división entre los españoles que agita Aznar".

Precedió a Zapatero el presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, que, muy entregado por el clima de entusiasmo, señaló que "se nota en el ambiente las ganas de ganar las eleccioes". La actriz malagueña María Barranco, que presentó a Zapatero, le emplazó para un "próximo encuentro en La Moncloa". "Me das buen rollo, Zapatero. Haz el favor de venir pronto", en alusión a una futura victoria del líder socialista

José Luis Rodríguez Zapatero, junto a la actriz María Barranco.
José Luis Rodríguez Zapatero, junto a la actriz María Barranco.JULIÁN ROJAS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 26 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50